La triste historia de Sopita antes de ser adoptada por la cantante Aitana Ocaña

Aitana se conmovió al conocer la historia de Sopita

Aitana se conmovió al conocer la historia de Sopita

Desde que la Aitana adoptara a Sopa, en julio del 2020, ha compartido en sus redes sociales muchas fotografías y vídeos de la evolución y crecimiento del animal, que por fin encontró un hogar feliz tras haber vivido una triste historia siendo tan solo un cachorrito. Sopa llegó a casa de Aitana cuando tan solo tenía dos meses y lo hizo tras el confinamiento.

En su cuenta de Instagram, la cantante contó el proceso de adaptación de su perrita y, fotografía a fotografía, nos hemos ido enamorando de esta cachorrita juguetona que se ha convertido una una encantadora perrita. “Ella es Sopa (o Sopita), tiene aproximadamente dos meses, se duerme donde pilla y, sobre todo, donde tendría que hacer pis (el empapador). Ella se cree que es su cama”, contó en la imagen de presentación que publicó en su Instagram.

En ese mismo post, la cantante quiso también agradecer a la asociación que había ayudado a esta perrita que ahora forma parte de su familia. “Gracias @huellasaccitanas por todo lo que hacéis por ellxs y por haberme dejado adoptar a Sopita”. Todos los seguidores  de Aitana conocen a Sopa desde que llegó a su hogar. 

La perrita disfruta de los mejores cuidados y se pasa los días jugando con su nueva familia. En Instagram hemos sido testigos de sus carreras por la casa y también de sus paseos por la nieve.

Aitana se conmovió al conocer la historia de Sopita
Sopa cuando tan solo era un cachorro
Aitana se conmovió al conocer la historia de Sopita
Aitana y su perra Sopa

Sopa estaba tirada en la calle y recibía cubos de agua

Sopa vive ahora en hogar feliz pero su historia siendo tan solo una cachorro fue de lo más triste. La misma asociación explicaba que recogió a la perrita de las calles de Guadix, en Granada. ¿Pero que desalmado/a pudo abandonar un cachorrito a su suerte en la calle…?

“Conocimos a Loba con la primera foto, abandonada, pidiendo la ayuda que nadie le dio. Cuando fuimos por ella nos la encontramos empapada, hecha una sopita, porque les molestaba y estaba llena de bichos. No la querían durmiendo en su calle y portales por si les pegaba algo, así que echaban cubos de agua encima de ella”, explicaban desde la asociación.

El post llegó al corazón de la cantante, que no dudó ni un segundo en ponerse en contacto con la asociación para iniciar los trámites de adopción de la perrita, un acto que fue alabado por todos los que trabajan allí. “Hoy me encantaría que esas personas leyeran este post, porque Loba se ha convertido en SOPA y va a vivir como se merece gracias a que Aitana se enamoró rápidamente de ella y no dudó en adoptarla”, y es que sin duda esta es una historia “que empezó mal pero que ha tenido un final feliz”.

Aitana se conmovió al conocer la historia de Sopita