Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, se encuentra alejada de su familiar

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, ha dejado a los pocos seguidores de una de sus redes sociales, atónitos y algo descolocados. La joven sobrino de Felipe VI es encuentra confinada en Jaén, junto a su novio, Jorge Bárcenas, y unos amigos.

El estado de alarma decretado el pasado 15 de marzo en España, dejó a sus residentes confinados en sus hogares, sin la posibilidad de desplazarse a otras comunidades autónomas. A Victoria Federica le ocurrió algo similar. Una usuaria de Twitter denunciaba que la joven nieta del rey emérito don Juan Carlos, se había desplazado desde Madrid a VillaCarrillo, un pueblo de Jaén, tras el decreto.

Muchos aseguraron, más tarde, que el estado de alarma les cogió de imprevisto, volviendo a Madrid, por lo que se tuvieron que detener en Jaén para confinarse en la lujosa finca, ‘El Derramadero, propiedad de uno de sus amigos, con el que también se encuentra confinada. A través de redes sociales hemos podido saber que se encuentra bien y pasando la cuarentena en la mejor compañía posible. Pero el estar alejada de su familia es uno de los grandes problemas a los que muchos nos hemos enfrentado.

La turbadora publicación de Victoria Federica, hija de la infanta Elena, en sus redes sociales

El extraño mensaje de Victoria Federica a través de Instagram

Un mensaje algo incoherente en su perfil de Instagram abierto al público donde aún no ha publicado ni una sola imagen, no solo ha dejado preocupados a los medios, también a los poco más de 7.545 seguidores. Vic pose otra perfil de Instagram pero privado, donde sólo tiene permitido que sus familiares e íntimos amigos puedan verlo.

Lo curioso es que este mensaje es que lo ha publicado en su perfil de Instagram que está abierto a todos, y que todos pueden ver: “Cuando se es joven y saludable, no se le ocurre a usted que en un solo segundo su vida podría cambiar…”.

Una extraña forma de expresarse para una joven de 19 años, que parece estar rogando a un poder divino por la salud de un allegado en castellano antiguo. ¿Habrá contraído alguna enfermedad un familiar cercano? ¿Alguien de su entorno se ha contagiado de SARS CoV-2? Lo cierto es que hay medios que dado por sentado que Don Juan Carlos podría estar enfermo, pero nada se sabe al respecto y siempre hay que ser muy cautos con este tipo de afirmaciones.