La vida a todo tren de Julia Janeiro, hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique

Julia Janeiro está viviendo su mayoría de edad con toda naturalidad y dando pasos firmes como Influencer de Instagram

Julia Janeiro, la joven hija de María José Campanario y del diestro Jesús Janeiro, cumplía los 18 años el pasado 18 de abril, una fecha señalada ya que su rostro era despixelado en los medios, y por fin podíamos ver cómo es la joven que amenaza con convertirse en toda una celebridad de las redes.

Tras unos días en los que no han cesado de hablar de la joven en ‘Sálvame’, aparecía cierta información sobre la joven que no la beneficiaría en absoluto. Una ex amiga íntima de la aspirante a Influencer, confesaba ante las cámaras del programa presentado por Jorge Javier Vázquez, que Julia la había traicionado en el plano sentimental. Al parecer Julia Janeiro le quitó el novio a su mejor amiga, el jugador del Real Aranjuez Club de Fútbol, Brayan Mejía.

Rumores aparte, Julia prosigue con su rutina de siempre, aunque en estos momentos parece estar más ociosa que ocupada con obligaciones. Según publicaba la revista de cabecera de la familia Janeiro, ‘Hola‘, la joven tiene pensando realizar un cliclo formativo de grado medio y otro de grado superior. Aunque sus padres quieren que se forme en la universidad, concretamente quiere que estudie Administración y Dirección e Empresas, ella prefiere labrarse un futuro en el ámbito de la estética y del maquillaje.

Pero hoy por hoy, continúa con su vida a todo tren, en Madrid, donde reside con su pareja. Hace deporte a diario, según comentaba una vecina que se haba topado con ella en más de una ocasión en el gimnasio cercano a su residencia, y realiza compras de lujo que no se puede permitir un mileurista.

Los caros y exclusivos caprichos de Julia Janeiro

Ya en la celebración de su cumpleaños, Julia se dejaba ver con un mini bolso estilo clutch, de la lujosa y cara marca, Karl Lagerfeld. Un divertido complemento que cuesta alrededor de 200 euros. Para una joven de solo 18 años y sin ingresos aparentes, es más que probable que este tipo de complementos se lo ha haya pagado sus padres o su chico.

Pero no solo ha presumido de clutch con la caricatura de Lagerfeld y Choupette, el gato del desaparecido diseñador, Julia parece haberse gastado el dinero que ha recibido por su cumpleaños y se ha ido de compras, ni más ni menos, que a Louis Vuitton. En un stories de su Instagram, donde a pesar de no tener casi publicaciones ya posee más de 170.000 seguidores, dejaba entrever unas bolsas de esa codiciada marca, que harían la boca agua a cualquier fashionsita.