Lamentable comportamiento de dos reporteros de ‘Cazamariposas’ en la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

Lamentable comportamiento de dos reporteros de 'Cazamariposas' en la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

Ambos reporteros del programa de Mediaset cabrean a todo el mundo, tras publicar varios stories en los que se mofan de la búsqueda

Desde que se dio a conocer hace unos días la desaparición de la medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa (56 años), todo el mundo ha mostrado su preocupación. La última vez que se vio a Blanca fue el pasado 24 de agosto mientras compraba en un supermercado

Desde hace cinco días se inició en Madrid el mayor operativo de búsqueda en la historia de la Comunidad de Madrid, para encontrar a la que fuera ganadora de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de 1992 celebrados en Albertville (Francia).

Mas de 400 personas (300 profesionales y 100 voluntarios) están participando en la intensa búsqueda. Esta se esta llevando cabo en la localidad de Cercedilla, ubicada en la sierra de Madrid.

Mientras continua esa búsqueda para saber el paradero de Blanca, las redes sociales echan fuego tras ver el lamentable comportamiento de dos reporteros del programa ‘Cazamariposas’ del canal Divinity (Mediaset).

Ambos periodistas estaban encargados de cubrir la búsqueda de la esquiadora para el programa ‘Cazamariposas’. Los dos reporteros se grabaron completamente relajados como si estuvieran en un picnic. Uno de ellos, Sergio Silva, decía lo siguiente:

“Estamos en un momento de relax e Irene y yo tenemos una pregunta: todo el mundo está como muy serio, muy en el tema, y a Irene y a mí nos da un poco igual. ¿Somos malas personas, o no?”.

En otro vídeo el propio Silva sigue de esta forma: “El ambiente es tenso, los periodistas están serios… Nosotros estamos aquí gritando y partiéndonos el culo…”.

Lamentable comportamiento de dos reporteros de 'Cazamariposas' en la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

Ambos vídeos fueron subidos a Instagram, y las críticas contra ellos -como era de esperar- fueron muy contundentes.