Las gallinas: la nueva ‘obsesión’ de los famosos

Los famosos han empezado a cuidar a sus propias gallinas

Los famosos han empezado a cuidar a sus propias gallinas

En estos últimos años, aprovechando el auge del teletrabajo, muchas personas han renegado de las grandes metrópolis para para buscar paz y tranquilidad en ambientes más campestres, de pueblo. Las personas que continúan en la ciudad, también han incorporado nuevos detalles de la naturaleza a sus pisos, como son los famosos huertos urbanos.

Las visitas a los viveros se han convertido en algo tan habitual como ir de compras a un centro comercial. Estamos viviendo un boom de lo rural, del campo y lo ecológico, una alternativa que cada vez gana más adeptos frente al cosmopolitismo de las grandes ciudades y que no ha escapado de las altas esferas.

00. Es el caso, por ejemplo, de la actriz Jennifer Garner, que para sorpresa de muchos tuvo una mascota una gallina.

Jenifer Garner tuvo también tuvo una gallina a la que cuidó como una mascota

Fue la propia actriz quien hace unos años compartió la fotografía en su cuenta de Instagram, en la que se observa con ropa deportiva y una correa en la mano, misma que la gallina lleva atada.

Como era de esperar los comentarios en las redes sociales no paran, uno de los seguidores escribió: “La gallina para el caldo”, mientras que otros celebraban la acción de la estrella.

Los famosos han empezado a cuidar a sus propias gallinas

La nueva tendencia ecológica de los famosos

Los famosos tienen ahora sus propias gallinas y unos gallineros que son un reflejo de su estilo sofisticado y elegante. Tener un impoluto gallinero perfectamente integrado en un lugar de estilo sofisticado, elegante, en el paisajismo de un imponente jardín y salir cada día a recoger huevos frescos de gallinas felices es un verdadero lujo.

La primera gran famosa que mostró su gallinero al público fue Nicole Kidman. La actriz protagonista de Moulin Rouge, Los Otros y, más recientemente, Big Little Lies apareció en 2015 en uno de los virales vídeos de 73 preguntas de la revista Vogue en el que enseñó su mansión en Australia, reveló distintos detalles sobre su vida personal y, de cara al final, salió a su gallinero para recoger huevos. Y todo sin perder su elegancia característica.

Los famosos han empezado a cuidar a sus propias gallinas