Las mejores retoques estéticos para rejuvenecer la mirada

Existe ciertos retoques estéticos que aún siendo mínimos, son muy efectivos y nos hacen parecer más joven ¡Toma nota!

Existen cierto retoques estéticos que aún siendo poco invasivos y muy sutiles, pueden rejuvenecer la mirada y crean un efecto de buena cara que nos hacen parecer mucho más jóvenes. Lo cierto es que no es fácil luchar contra el paso del tiempo, es inexorable y tenemos que aceptar que las marcas en nuestra piel, son el reflejo de haber vivido experiencias y de haber aprendido con las caídas y tropiezos.

Preocupaciones, ajetreadas jornadas laborales y estrés. Súmale dieta desequilibrada y poco sueño reparador. El resultado se reflejará en nuestra cara en forma de arrugas prematuras, empeoramiento de la calidad de la piel, ojeras y bolsas (que se asentarán), flacidez y contornos faciales desdibujados. Os proponemos y contamos qué hay de nuevo para acabar con estos problemas que tanto incomodan.

Lo mejor para rejuvenecer la mirada

La piel del contorno de los ojos es la primera que delata el paso del tiempo. Y lo es por dos razones: porque es la piel más fina del cuerpo, y la que menos glándulas sebáceas tiene, y porque está en permanente movimiento, al parpadear constantemente. Eso se refleja también en las demandas que reciben los cirujanos en consulta. Salvo el aumento de pecho en mujeres, las cirugías con más demanda tienen que ver con el rejuvenecimiento del rostro.

Y, dentro del rostro, uno de los motivos de consulta más frecuente es la referente a los ojos. el exceso de piel en los párpados, las ojeras, las bolsas y las arrugas perioculares, se traducen en una mirada cansada y triste.

La solución pasa con frecuencia por infiltrar sustancias de relleno reabsorbibles, cómo el ácido hialurónico. Presente en nuestra piel de forma natural, este ácido se va perdiendo con los años y, con él, también se pierde jugosidad, y las arrugas se van marcando. Es aconsejable ir reponiéndolo desde fuera para que la piel conserve y prolongue su juventud. Esas pequeñas infiltraciones se realizan en consulta, con simple anestesia en crema, a través de fínisimas inyecciones. El resultado es una piel más densa, con menos flacidez, más lisa. Y el efecto se mantiene entre tres y seis meses.

Otro gran aliado es el bótox, o toxina botulínica. Esa toxina es un ligero paralizador muscular que relaja el gesto. La inyección de bótox consigue reducir las arrugas marcadas, ya que minimiza la contracción muscular. También su efecto se diluye en el tiempo y, aunque depende de la edad y de las características de cada paciente, su duración ronda los cuatro o seis meses.

Cuando el problema son las ojeras, el ácido hialurónico de baja densidad, infiltrado, es lo que recomiendan los expertos. En el caso de ojeras oscuras, mejoran con carboxiterapia, que son infiltraciones de CO2 que mejoran la microcirculación de esa zona.