Mila Ximénez vive una situación difícil dentro de la casa de GHVIP

Mila Ximénez tenía que haber sido la concursante estrella de la edición de este año en Gran Hermano Vip. Su caché, es uno de los más altos, comparado con el resto de los participantes. El  gran apoyo por parte de la mayoría de los programas de Telecinco para que Mila sea la ganadora del maletín de los 100.000 euros está siendo bestial.

En la gala del pasado jueves, Jorge Javier Vázquez, le indicó que debía reaccionar y cambiar  totalmente la actitud en el concurso. Mila le prometía al presentador que iba a cambiar el chip, sin embargo, nada de esto ha sucedido. La concursante continúa con su “mala leche” desde que se levanta, hasta que se marcha a dormir a las 22,00 horas como mucho.

Mila Ximénez no tiene ni la ilusión por maquillarse y peinarse, y se pasa el día vagando por la casa. No articula casi palabras y se comunica muy poco con sus compañeros. El que más se acerca a ella para darle ánimos y fuerza para continuar es Diego, apodado “El cejas”.

El resto de personas, como por ejemplo, Alba Carrillo o el Maestro Joao, ya han desistido en darle animos a Mila, pues no la han logrado animar.

Las penosas imágenes de una Mila Ximénez

¿y por qué no abandona el programa?

Muchos espectadores e internatutas en las redes sociales se preguntan por qué Mila sigue aguantando dentro de la casa si no está nada a gusto. Hay que recordar, que  Mila le confesó al maestro Joao dentro de la casa, que disponía de un patrimonio valorado en 11 millones de euros.

Si esto es real, Mila podría abandonar de forma voluntaria la casa, ya que, puede hacer frente a la sanción que le imponga  la organización del reality. Igual es que existe algún acuerdo interno por parte de Mila y la cúpula de Mediaset para aguantar hasta que los espectadores la expulsen.

El caso es, que la concursante no está disfrutando del concurso y su aspecto físico lo dice todo. Lo podemos ver cada día en el canal 24 horas además de en las galas. Mila Ximénez ha confesado varias veces que se arrepiente de haber aceptado entrar a participar, y que ha sido una de las peores decisiones que ha tomado a lo largo de su carrera profesional.

Las penosas imágenes de una Mila Ximénez que no consigue levantar cabeza