Laura Escanes llega al límite: “Borré lnstagram de mi móvil”

Laura Escanes ha tenido que parar en seco y desconectar de las redes durante varios días

La joven Influencer, Laura Escanes, ha estado desaparecida de redes sociales durante algunos días. Estos días han sido suficientes para que sus millones de seguidores en Instagram se hayan preguntado dónde se encontraba la pareja de Risto Mejide, y si le había pasado algo para que cesara su actividad.

Laura, de solo 25 años de edad, es una de las Influencers más importantes de nuestro país, con 1,6 millones de seguidores en Instagram. Su publicaciones son seguidas por una numerosa audiencia que siente curiosidad por su vida privada junto al polémico presentador, Risto Mejide.

Hace aun año su vida cambió radicalmente cuando fue madre de una niña llamada Roma. Pasó de ser una joven inquieta, viajera y sin ningún tipo de equipaje, a tener una familia a la que dedicarle muchísimo tiempo. Si a esto le sumamos los quehaceres de la vida diaria, además de las preocupaciones de una madre primeriza, la cosa cambia, y mucho.

Laura Escanes hace un alto en el camino y borra Instagram de su móvil durante 10 días

Laura ha tenido que pisar el freno y desconectar del universo 3.0. La salud mental es fundamental para poder afrontar las pequeñas batallas que tenemos librar cada día. Por este mismo motivo, la joven se ha visto en la necesidad de hacer un alto en el camino. “No os voy a mentir, he pasado épocas mejores. Hay muchas batallas que no cuento por aquí, supongo que para proteger a los míos, para protegerme a mí” aseguraba Laura, tras reaparecer en su perfil de Instagram.

La Influencer borraba su aplicación de Instagram durante 10 días, algo que nunca desde que comenzó a ganarse la vida como persona influyente en redes sociales: “Hace 10 días eliminé la aplicación de Instagram de mi móvil. Desde hace más de 6 años (…) Este último año he pasado momentos de mucha debilidad, muchas dudas sobre infinitas cosas, muchos miedos, inseguridades y pérdidas de gente que he querido y querré siempre”

Laura ha querido dejar claro a sus seguidores en Instagram, que su vida no es tan idílica como se muestra en las fotografías, stories, o vídeos. Al igual que todos nosotros, tiene que lidiar con los problemas diarios de una madre, de una esposa y una persona con preocupaciones que sufre la pérdida de seres queridos, y que también ha de enfrentarse a enfermedades y situaciones complicadas. Con el añadido de que tiene que dar siempre buena cara a diario, en sus perfiles de redes sociales, para no preocupar ni defraudar a las personas que un dais decidieron seguirla.