Lorena Gómez cumple 5 meses como madre, y habla sobre el pánico que sintió cuando se le cayó su hijo

La cuñada de Pilar Rubio habla sobre sus primeros meses como madre primeriza

Parece que fue ayer cuando la cantante Lorena Gómez, esposa de René Ramos y cuñada de la colaboradora de televisión Pilar Rubio, dio a luz a su primer hijo. Fue el 2 de mayo de este año, cuando la esposa del hermano del futbolista Sergio Ramos se convertía en madre primeriza.

Ahora, cuando ya han transcurrido poco mas de cinco meses desde el nacimiento del pequeño René, la ex concursante de ‘Operación Triunfo’ del 2006 ha querido compartir con sus seguidores en las redes sus primeros meses como madre.

A través de su cuenta en la red social Instagram la artista hacía un resumen de lo que ha experimentado en estos primeros meses, tras el alumbramiento y la posterior llegada a casa.

En el inicio de un largo texto, la cantante y actriz catalana de 34 años cuenta que antes de convertirse en madre creía que no sería tan difícil, ya que es lo que le habían contado otras mujeres. Sin embargo la artista ilerdense afirma que el día que regresaron a casa, sintió “el miedo más increíble que jamás había sentido”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lorena Gómez (@lorenagomez_) el

Un miedo horrible cuando se le cayó su hijo

La cantante indicó que llegó a la conclusión de que o bien esas mujeres no decían la verdad, o tuvieron experiencias completamente diferentes. La artista también indicó que pensó que iba a estar enfadada muchas veces, por no poder dormir.

Sin embargo eso cambió cuando un domingo de madrugada, su hijo la hizo reír. En su mensaje compartido, la cantante señaló que aunque tenía pensado no mostrar los dibujos animados a su hijo hasta que tuviera mas edad, se dio cuenta que al ponérselos podía bañarse, peinarse y vestirse sin interrupciones.

Pero el peor momento de la cantante en estos primeros meses como madre, fue cuando se le cayó su hijo “Pensé que jamás se me iba a caer y un día sucedió, en una milésima de segundo que me di la vuelta y volví a sentir ese miedo horrible del día que entramos en casa y empezaba, de verdad, mi nueva vida”.

Por eso la artista señaló que en lo único que no se equivocó, es en como la llegada del pequeño René le ha cambiado la vida para siempre:

“Antes de tener a mi hijo pensaba que, cuando lo tuviera, mi vida iba a cambiar para siempre, y eso fue en lo único que no me equivoqué. Hubo un segundo en que mi vida cambió para siempre, ese segundo en que empecé a querer a otra persona muchísimo más que a mi propia vida”.