Los 5 trucos de maquillaje para parecer más joven

A diario comentemos errores que nos hacen parecer más mayores de lo que somos. Te enseñamos algunos trucos de maquillaje para parecer más joven sin temor a mirarnos al espejo

En este nuevo artículo de Belleza os vamos a enseñar 5 trucos de maquillaje para parecer más joven. En ocasiones un mal maquillaje o ciertos errores al aplicarlo hace que parezcamos más mayores de los que en realidad somos. Una base de maquillaje con efecto acartonado o con efecto cuarteado, da la sensación de una piel sin hidratación y por lo tanto más mayor.

Si ya superas los 40 años, debes saber que la preparación de la piel debe ser más cuidadosa para que el acabado sea lo más natural y jugoso posible. Es cierto que también un exceso de hidratación o aceites, puede dar la impresión contraria y parecer que llevamos una bombilla en la cara, por lo que hay que encontrar el término medio.

En cuanto a los colores, siempre hay que elegir colores neutros que vayan a acorde al tono de nuestra piel, para así que no desentone. La elección del tono para la base de maquillaje juega un papel crucial no solo en pieles maduras, sino en todo tipo de pieles. Hay que tratar que el tono de la base, así como del corrector, sean lo más parecidos a nuestro tono de piel, para no dar la sensación de máscara ni que se vean cortes o transiciones en el rostro.

5 trucos infalibles de maquillaje para parecer más joven

El maquillaje ha dejado de ser exclusivo para mujeres. Cada vez hay más hombres que quiere tener buena cara aunque no hayan tenido una buena noche. Es fundamental que entendamos que el maquillaje en exceso, tanto en hombre como en mujeres,  puede dar el efecto contrario, por ese mismo motivo llegados a una cierta edad, menos es más, y hay que considerar aplicar siempre el maquillaje necesario para que nuestro rostro desprenda luz y armonía.

1.- La hidratación de la piel antes de aplicar la base de maquillaje: Como decíamos anteriormente, la preparación de la piel para proceder a maquillarla, es el paso más importante y no debemos obviarlo. Elige una buena crema hidratante que controle los brillos y el exceso de grasa si queremos estar perfectos durante mucho tiempo.

Eso sí, la piel ha de estar perfectamente limpia tras lo cual procederemos a aplicar nuestra crema hidratante. Déjala secar bien y procede a aplicar una prebase, que nos servirá para disimular los poros abiertos y que no se marcan las imperfecciones que podamos tener en la piel, como manchas, cicatrices, o marcas de acné. Ahora nuestra piel está preparada para ser maquillada.

2.-Aplica una base de maquillaje en capas muy finas: Aplica una fina capa de base de maquillaje. Para pieles maduras es mejor que elijas una fluida o liquida y que también sea hidratante. Si ves que en algunas zonas no ha cubierto lo que querías, reaplica un poco más, pero siempre sin pasarte, recuerda que menos es más.

Si lo prefieres, usa un corrector que sea lo más parecido al tono de la base de maquillaje, para tapar las zonas más rebeles o más pigmentadas, como pueden ser las comisuras de los labios, ojeras (en forma de triangulo y nunca en semicírculo), o las aletas de la nariz.

3.- El iluminador es tu amigo; Iluminar una piel madura aporta juventud y frescura. No trates de aplicarlo en exceso, sólo en los puntos estratégicos como en el hueso vertical de la nariz o tabique, la parte superior de los pómulos, el arco de cupido en el labio superior, o en el exterior de las sienes.

4.- Elige las sombras que más favorezcan a tus rasgos y a tu tono de piel: Las sombra que apliques en los párpados es preferible que sean neutras, opta por usar un lápiz de ojos o Khol para remarcar la línea de agua, y haz un trazo firme en el superior, que luego puedes difuminar para que el efecto sea más suave. Una buena máscara de pestañas será fundamental para abrir la mirada y elevar los párpados.

Si prefiero un look más fiestero o para salir a cenar una noche, puedes optar por realizarte un delineado fino y alargado, estilo ‘cat Eye‘, para enmarcar la mirada. Es importante que antes de que apliques cualquier producto en polvo o en crema sobre el párpado, uses un ‘primer’ o prebase de párpados, para evitar que se agriete el producto debido a la grasa.

5.- No te excedas con el colorete y no lo apliques directamente en las ‘manzanas’ de los pómulos. Un error a la hora de maquillar una piel madura o que ya pasa de los 40, es aplicar el colorete de la misma manera que en un piel joven.

El colorete siempre tiene que ser aplicado en muy poca cantidad, en tonos neutros, evitando el marrón, y siempre en los laterales exterior del hueso del pómulo. No lo hagas en la zona más cercana a la nariz, ya que puedes crear el efecto contrario.

Gwyneth Paltrow con un maquillaje muy. natural para pieles de más de 40 años