La necesidad de desconectar para poder conectar con la realidad

Según apuntan psicólogos y psiquiatras, el uso excesivo de Facebook, Twitter, Instagram o de sitios como YouTube, podría considerarse una adicción psicosocial, ya que por un lado, puede dar lugar a la necesidad de entrar a las redes sociales más frecuentemente y durante más tiempo, y por otro, también daría lugar episodios de abstinencia, es decir, daría lugar a una cierta ansiedad, en el caso de que no fuese posible acceder a las redes.

Es en verano, cuando disponemos de más tiempo libre y de ocio, y por lo tanto, le damos más uso a nuestro smartphone, publicando selfies y post, escribiendo mensajes, y un sinfín de usos. Cuanto más horas diarias se le dedique a las redes sociales, más riesgo de adicciones compotamentales, trastornos psicológicos y de alimentación, especialmente en adolescentes, mujeres jóvenes y personas solteras, según los expertos.

Entre los posbles beneficios de una ‘detox’ digital: acabar con el miedo a perdernos algo si desconectamos; Proteger la privacidad y la libertad; Aumentar el sentido de la realidad; Mejorar las relaciones personales y profesionales; Recuperar la sensación de control sobre nuestras vidas; Desconectar para ‘reconectar’ con nosotros mismos, nuestros valores y con los demás.

Pasos para desenredar y depurar nuestra vida

Lo primero que debemos hacer, es comprobar el número de veces y tiempo que solemos dedicar a interactuar con nuestro móvil. Los españoles dedican una media de tres horas y 51 minutos al día al teléfono móvil, según un estudio de Rastreator. Además, más de 7,6 millones de usuarios se consideran adictos a su ‘smartphone’.

Para llevar a cabo el segundo paso, deberás programar actividades diarias sin tecnología: pasear, practicar algún deporte, tomar un café o ir de compras, todo esto sin el móvil.

Reflexione sobre como utiliza las redes sociales y elimine aquellas que no use o que le generen negatividad psicológica, y sobretodo controle las horas al día que dedica a las redes sociales, fijándose un máximo de tiempo.

También es necesario apagar el móvil después de ciertas horas, e incluso establecer un día de ‘abstinencia de móvil’, algo que también se hace extensible a otros dispositivos como la consola o la televisión.

Otra de las coas que sería interesante hacer, sería retomar habilidades como memorizar algún número de teléfono importante, una receta de cocina, la lectura en papel o simplemente hablar por el móvil en lugar de escribir mensajes.

Silencie los grupos de chat y elimine aquellos que ya no utilice, desactive las notificaciones y sonidos de WhatsApp, para no dedicar mucho tiempo del día para comprobar si hay mensajes nuevos.

Los beneficios de hacer una depuración digital tras el verano y cómo hacerlo en 6 pasos