Lady Di murió de una “herida diminuta pero en el peor sitio”

Diana de Gales falleció el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en el Puente del Alma de París, tras una persecución por parte de unos paparazzis. Ahora, a punto de cumplirse dos décadas y tres años de su fallecimiento, han salido a la luz algunas revelaciones hasta ahora desconocidas. Entre otras muchas, se ha podido saber, que Diana de Gales murió de una “herida diminuta pero en el peor sitio”.

Richard Shepherd, patólogo forense, que ha participado en investigaciones de atentados y siniestros en Reino Unido, cuenta en su libro Unnatural Causes (Penguin), que el jefe de la policía de Londres, Sir John Stevens, le pidió que revisara las pruebas para investigar si Diana, su chófer, Henri Paul, y su entonces pareja, el multimillonario Dodi Al Fayed, habían muerto a causa de un accidente de tráfico o si había algo más detrás.

Diana de Gales se precipitó hacia delante, pero pesaba menos que sus acompañantes y sufrió menos heridas

Shepherd relata en su investigación, que tanto Henri Paul, el conductor, como Dodi Al Fayed, murieron al instante: “un hombre grande y que iba en un coche a más de 95 kilómetros por hora”. Dodi Al Fayed iba sentado detrás del conductor, impactó contra él y ambos murieron en el acto. En el caso de Diana, también se precipitó hacia delante pero al pesar menos, las heridas fueron menores.

Diana estaba sentada detrás de Trevor Rees-Jones, guardaespaldas de Fayed, quien iba de copiloto, y el único que llevaba cinturón. Rees-Jones fue el único que quedó vivo tras el brutal impacto. Por tanto, las heridas de la princesa eran, inicialmente, menores. “De hecho, solo se rompió unos pocos huesos y sufrió una herida pequeña en el pecho”, relata Sheperd.

Los curiosos y ocultos detalles que se conocieron de Diana de Gales (Lady Di) tras su muerte
Imagen del coche donde viajaba Diana de Gales y Dodi Al Fayed

Sin embargo, fue fatal: “Esa herida suponía un pequeño rasguño en una vena de uno de sus pulmones”. Cuando la ambulancia acudió a atenderla, Diana de Gales parecía “herida pero estable, especialmente porque era capaz de mantener la comunicación. Mientras que todo el mundo estaba centrado en Rees-Jones, la vena estaba sangrando poco a poco en su pecho”.

Añade además que la herida de la princesa “era muy rara”. “Tanto que no creo que haya visto otra igual en toda mi carrera. Era muy pequeña, pero estaba en el peor sitio“, confiesa el patólogo. Esa herida fue la que causó la muerte de la princesa.

Ya en la ambulancia hacia el hospital, “Diana empezó a perder gradualmente la consciencia”. “Cuando sufrió una parada cardíaca, se hicieron todos los esfuerzos posibles para reanimarla y en el hospital pasó a cirugía, donde identificaron el problema y trataron de reparar la vena. Pero desgraciadamente era demasiado tarde”.

Lady Di sobre el día de su boda: ” Fue uno de los peores de mi vida”

Tras la muerte de Diana, poco a poco se han ido conociendo algunos detalles de su vida y del infierno en el que se convirtió Windsor a través de cartas, escritos y cintas. Con motivo del 20º aniversario de su muerte se pudo saber de la existencia de unas grabaciones de la princesa.

Entre otras cosas, la princesa hablaba del día de su boda, en 1981: “Fue uno de los peores de mi vida”, confesó. Contaba también, que el Príncipe Carlos solo acudía a la cama matrimonial “una vez cada tres semanas”; de hecho, no mantuvieron más relaciones sexuales desde que ella se quedó embarazada de Enrique.

Los curiosos y ocultos detalles que se conocieron de Diana de Gales (Lady Di) tras su muerte
La Princesa de Gales en el Palacio de Buckingham después de su matrimonio con el Príncipe Carlos en la Catedral de St. Paul/GTRES

Sufrió bulimia y ansiedad

El Daily Mail sacaba a la luz una transcripción de unas grabaciones hechas por la princesa en 1991 donde ella contaba que sufrió bulimia y ansiedad debido a la presion de su romance.  “Recuerdo la primera vez que me provoqué ese mal. Estaba emocionada porque pensaba que era un modo de aliviar la tensión”, decía.

La bulimia comenzó una semana antes del compromiso. “Mi marido puso una mano en mi cintura y dijo: ‘Un poco gordita por aquí ¿verdad?’. Eso disparó algo en mí”, se escucha a Diana en las cintas. “La primera vez que me midieron para el vestido nupcial tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros”, relata.

Los amigos de Diana de Gales

Diana supo rodearse de gente que la quiso y la apreción tanto por su personalidad como por sus labores solidarias. Otras personas como su madrastra, con quien la princesa convivió y tuvo muchos encontronazos, comentaba sobre ella: “Diana era una persona adorable que sufría una enorme presión y que acababa en mi sofá para contarme sus problemas”, relataba Raine McCorquoadale en la revista británica The Gentlewoman en septiembre de 2015.

Uno de sus principales apoyos entre los Windsor fue Sarah Ferguson la duquesa de York y esposa del Príncipe Andrés, quien aseguraba hace poco acerca de Diana que “era una mejor amiga, una hermana”. “La echo de menos todos los días”, explicaba entonces la duquesa, sin dejar de dar su versión: “Éramos dos mujeres que nos habíamos enamorado de dos príncipes maravillosos, a ella la pusieron de santa, a mí de pecadora”.

Los curiosos y ocultos detalles que se conocieron de Diana de Gales (Lady Di) tras su muerte
PRINCESA DIANA DE GALES JUNTO A SARA FERGUSON EN BALCON/GTRES

Las anécdotas de Lady Di con Freddie Mercury, Bryan Adams y kevin Costner

En el año 2013, una actriz cómica llamada Cleo Rocos daba a conocer una curiosa anécdota sobre la princesa de finales de los ochenta, cuando aún estaba casada con el príncipe Carlos: “había salido una noche de fiesta en un pub con Freddie Mercury. Tras pasar la noche bebiendo champán y riéndose viendo Las chicas de oro, salió vestida de hombre, camuflada bajo una chaqueta, con el pelo oculto con una gorra y gafas de sol”.

En el año 1996, unaa exnovia del también cantante Bryan Adams, contaba que el cantante y la princesa mantuvieron una relación. Posteriormente, en el año 2018 él decidió hablar del asunto y afirmó que eran “solo buenos amigos” y que la visitaba a menudo en el palacio de Kensington.

De hecho, en 1984 compuso un tema llamado Diana que solía cantar en todos los conciertos y que dejó de interpretar desde la muerte de la princesa. El suceso le afectó profundamente, como al ex primer ministro británico Tony Blair, que lo consideró “la caída de una estrella”, como le escribió por carta a Bill Clinton.

Otro de esos detalles curiosos de la princesa lo desvelaba hace poco Kevin Costner. El actor desvelaba que en Hollywood querían que Diana de Gales fuera la protagonista de la segunda parte de El Guardaespaldas, pero su muerte truncó el proyecto.

“Recuerdo que fue increíblemente dulce al teléfono cuando hacía las preguntas”, ha señalado el actor de Bailando con lobos. “Ella dijo: ‘¿Vamos a tener una escena de besos?’ Pero lo dijo de una manera muy respetuosa: estaba un poco nerviosa porque creo que su vida estaba muy controlada en ese momento. Y dije: ‘Sí, va a haber un poco de eso, pero ya lo negociaremos bien”.

Los curiosos y ocultos detalles que se conocieron de Diana de Gales (Lady Di) tras su muerte
Diana, la princesa de Gales, con la tiara de la familia Spencer. durante visita oficial a Canadá
Foto de archivo de fecha 18/06/83