No es ningún secreto que la Reina Letizia Ortiz no tiene trato alguno con las Hermanas de su marido, el Rey Felipe VI. Las infantas Elena y Cristina dejaron de tener contacto con ella desde hace tiempo

La Reina Letizia Ortiz siempre ha tratado de mantener las formas en los eventos en los que coincide con sus cuñadas, la Infanta Elena y Cristina.  Y es que hace ya mucho tiempo que no las vemos juntas charlando como una familia cualquiera.

Según adelantaba en su dia ‘El Español‘, hubo varios factores en la vida de Letizia que marcó para siempre la relación con las hermanas de su marido.

La llegada de Letizia a la familia Borbón y Grecia no terminó de caer del todo bien. Después de su boda en 2004, era más que evidente que las hermanas del entonces príncipe de Asturias Felipe VI, no se iban a llevar nada bien, más bien la veían más como una amenaza que como un miembro más de la familia.

En cuanto a la Infanta Elena, hija mayor del rey emérito, según aseguraba textualmente Fedro J. Ramírez, “Letizia le pone de los nervios“. El claro origen de este oscuro conflicto reside en el suicidio de la hermana menor de Letizia Ortiz, Erika.

La reina lo pasó realmente mal y sólo encontró el apoyo verdadero y sincero, no en su familia más cercana, sino en Jaime de Marichalar, el entonces marido de la Infanta Elena, quien no se separó de ella ni un instante, mostrándole todo el apoyo posible.

La muerte de Érika Órtiz, marcó un antes y un después en la relación con la Infanta Elena

Cuando finalmente Jaime se divorció de la Infanta Elena, Letizia se posicionó de lado de su íntimo y gran amigo Jaime de Marichalar, es por eso que Letizia le tiene un gran aprecio a los hijos de la infanta Elena, a Froilán y a Victoria Federica, aunque los medios presupongan lo contrario.

Letizia al lado de la Infanta Elena

La muerte de la hermana pequeña de Letizia, hizo que estas malas relaciones empeoraran, hasta el día de hoy, que no se hablan. El apoyo de Letizia mostrado entonces a Jaime de Marichalar en su divorcio, hizo que Elena pusiera punto y final en su relación como cuñadas, y también como amigas.

Según relataba una amiga íntima e los Borbón y sobre todo de la infanta Elena, ella no soporta que su cuñada llame ‘oficio’ a ser Reina: “Lleva fatal que para su cuñada la Corona sea trabajo. Para ella es un honor y un deber servir a su hermano, el rey. No entiende el concepto de Letizia. Le pone de los nervios”

El caso Nóos, separa a los ex Duques de Lugo de los actuales reyes de España

Si ya tenían sus diferencias, a pesar de la gran amistad que unía a sus maridos Letizia y Cristina, según algunas fuentes cercanas a la Reina Letizia, Cristina, desde el primer momento en que Letizia llegó a la familia Real, la trataba con total desprecio, como si por haber sido periodista era menos que ella.

Una fuerte discusión en el bautizo de Irene, hija de la infanta Cristina, logró reventar su relación por completo. Los entonces Duques de Palma le pidieron a Letizia el pabellón del Principe para que los padres de Iñaki Urdangarin se alojaran allí mientras se celebraba el evento, pero ésta se negó en rotundo. Según ‘El Español‘, aún sabiendo que los padres de éste no gozaban de muy buena salud en aquel entonces.

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

Pero lo que terminó de enterrar toda relación entre Cristina y la actual reina, fue el Caso Nóos, por el que Iñaki Urdangarín está cumpliendo condena en la cárcel de Brieva. Cuando aquello ocurrió, los desposeyeron del título de ‘Duques de Palma‘ y se les vetó aparecer en todas evento en el que estuviera presente la Familia Real.

Otro caso que puso la puntilla a esta inquina  y que distanció aún más a las Infantas de la actual Reina Letizia fue el acto en la catedral de Palma el Domingo de Resurrección del 2018, donde Letizia negaba que su abuela, la Reina Sofía, se retratara sola, con sus hijas.

En el 80 aniversario de Doña Sofía de Grecia y de Dinamarca, todo la familia se tuvo que reunir para celebrara este impronta acto. Allí se reunían las Infantas, Cristina, Elena, y como no, la Reina Letizia Ortiz. Pero ésta se limitó a a acudir, comer, se hizo las fotos de rigor que el protocolo exige, y se marchó sin saludar a sus cuñadas. Según adelantaron fuentes cercanas a la Casa Real.

Altercado protagonizado por la Reina Sofía, y la Reina Letizia Ortiz, con sus hijas