Los planes que tenía Mila Ximénez y que nunca pudo cumplir

Mila Ximénez fallecía el pasado 23 de junio tras luchar durante un año contra un cáncer de pulmón

La muerte de Mila Ximénez ha dejado desolados a su familia, a sus amigos y a aquellas personas que casi diario la seguían en el programa donde colaboraba desde hacía mucho tiempo, Sálvame Diario.

Jorge Javier Vázquez, Kiko Hernández, o María Patiño, recordaron los momentos más especiales de la periodista sevillana en un programa especial, no exento de polémica debido a la emisión de audios privados. Mila quiso despedirse de sus amigos más íntimos  antes de pedir por voluntad propia, que fuera sedada. Sus hermanos, así como su hija que viajaba desde Holanda, país donde reside con su marido y sus dos hijas, se trasladaron a vivir a la casa de Mila, para poder estar con ella durante los últimos días de vida.

Ellos mismos han revelado que ha sido un trance muy duro y doloroso del que les costará reponerse. Pero el tiempo todo lo cura, y Mila seguro que será recordada con menos dolor y con más añoranza, pasado un tiempo prudencial.

Rosa Benito desvela los planes que no pudo cumplir Mila Ximénez

Rosa Benito también fue su compañera en ‘Sálvame Diario’ y fue allí donde compartieron muchas confidencias sobre el futuro y lo que planeaban hacer cuando se jubilaran y dejaran la television.

Según cuenta la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ y ex de Amador Mohedano, en una de las cenas que compartieron, ésta se sinceró sobre lo que tenía planeado hacer cuando dejara la televisión: “La ilusión que ella tenía una vez dejara la tv, era marcharse a Marrakech” revelaba la madre de Chayo Mohedano.

Según la cuñada de Rocío Jurado, Mila tenía pensando dedicarse a disfrutar de la vida taimada de Marrakech y aprovechar para plasmar en un libro, las anécdotas que le habían pasado durante toda su vida: “No sé si ha dejado algo escrito de ese libro

Marrakech se había convertido para Mila en un auténtico remanso de paz, donde podría hayar la tranquilidad que necesitaba para seguir viviendo. Pero esta ciudad marroquí también era muy especial porque allí fue donde vivió una de las etapas más bonitas de su vida tras conocer a su verdadero amor, Rafael Aguilera.

Rosa se despedía de su amiga con una bonita dedicatoria en su perfil de Instagram: “A veces la vida te hace pasar por momentos difíciles, sé que se ha ido como ella quería, rodeada de los suyos, con mucha paz y calma. Vuela alto Mila”