Los sentimientos encontrados de Kiko Rivera impactado por el estado en el que encontró a su madre Isabel Pantoja

Kiko Rivera reconoce que el viaje a Cantora fue

Kiko Rivera reconoce que el viaje a Cantora fue “horroroso”  y que sintió mucho “miedo a todo”

Kiko Rivera ha roto su silencio tras reencontrarse por primera vez con su madre. El DJ ha concedido una entrevista en exclusiva en el que no solo ha desvelado sus temores sobre el largo viaje a Cantora, sino que también ha contado cómo encontró a su madre después de la muerte de su abuela, doña Ana. La revista Lectura ha adelantado la exclusiva del miércoles a este lunes para poder aclarar dos de las grandes incógnitas que han suscitado la polémica con su familia.

El reencuentro con la tonadillera y la supuesta traición de su prima Anabel Pantoja, a la que acusa de haberle mentido sobre la situación de la familia durante todo este tiempo, han sido los factores claves en los que se ha basado esta entrevista. La ternura que desprende al recordar el eterno abrazo en el que se fundió con su madre, enseguida se convierte en ira cuando habla de su prima Anabel, y en decepción cuando se refiere a su hermana Isa Pantoja.

Kiko Rivera describe como vivió el viaje a Cantora

Después de algo más de un año sin verse, el DJ ponía rumbo a Cantora con “miedo a todo”. Un trayecto que calificó como “horroroso”, al pensar durante el mismo que nadie iba a querer recibirlo después de todo lo ocurrido, pero que cuando llegó la sorpresa fue máxima.

“Un año y medio sin ir a Cantora, me entró un escalofrío”, confiesa, “Mi madre está allí esperando, y yo nervioso por verla. Se me pone la carne de gallina. Nos vimos y salimos corriendo a abrazarnos, durante 15 minutos. Fue un perdón sin palabras; sin decir nada nos lo dijimos todo. Me impactó mucho”. Añade además, que a pesar de todas las personas que estaban allí presentes, “a quien mi madre tenía agarrado de la mano, era a mi. Nos necesitábamos”

kiko Rivera reconoce que tras el reencuentro con su madre  su corazón “está de otra manera”.  “Los primeros minutos no nos dijimos nada, cuando noté que mi madre ponía su cabeza en mi corazón, nos estábamos pidiendo disculpas. No me soltaba Lo que querría mi abuela es que yo estuviera con mi madre”, asegura.

“Está muy delgadita, tenía muy mal aspecto”

Pero Kiko Rivera también habla de cómo encontró a su madre después de más de un año sin verse. Asegura que la ha visto con un aspecto físico más “deteriorado” debido a todo lo sucedido en estos últimos meses, y que tenía muchas ganas de estar con sus nietos y hablar con ellos.

“Está muy delgadita, tenía muy mal aspecto, pero emocionalmente la vi peor”, asegura, “Vi a mi madre, no a Isabel Pantoja, lo que siempre he pedido. Ese abrazo me ha curado, lo que tuviera dentro pasa a ser menos importante. ¡No olvido, pero primero ponte bien!”.

Kiko Rivera reconoce que el viaje a Cantora fue "horroroso"  y que sintió mucho "miedo a todo"