La modelo Lucia Rivera, hija de Blanca Romero y de Cayetano Rivera, ha revelado qué complejo físico ha tornado en su mayor virtud

Lucía Romero, hija de la modelo Blanca Romero y ex de Marc Márquez, ha revelado qué complejo físico ha tenido desde muy pequeña. La joven de tan sólo 21 años, comenzaba su andadura en el mundo del modelaje con 19 añitos. siguiendo así los pasos de su madre.

Aunque siempre ha querido desmarcarse del término ‘hija de’, lo cierto es que arrastra el estigma de tener una madre sumamente conocida por la prensa rosa. El diestro Cayetano Rivera, se casaba con la modelo asturiana en 2001, y sólo tres años después decidían divorciarse algo que tuvo mucha repercusión en las revistas de papel couché. Pero el matador e hijo de Carmina Ordoñez no dudó en seguir siendo el padre adoptivo de Lucía.

Su infancia la marcó la ausencia de su padre biológico, pero ella misma reconocía en 2017 para ABC que cuando creció logró superarlo : “Al conocer a mi padre biológico, viví una escena bastante absurda. Y me di cuenta de que no me hacía falta” Tanto Blanca como ella misma, decidían que no iban a revelar el nombre de su padre biológico, y hasta día de hoy, la figura de su madre es el único referente de la joven tras el distanciamiento con Cayetano, su padre adoptivo.

Lucía Rivera, ex de Marc Márquez, revela qué complejo físico ha tornado en su mayor virtud

El complejo físico de Lucía Rivera que se ha tomado en su mayor virtud

En su perfil de Instagram donde ya cuenta con más de 160.000 seguidores, Lucía revelaba a través de un stories, cuál es la parte de su cuerpo por ls que siempre ha tenido complejo: sus piernas. Y es que nadie diría que sus piernas han supuesto un problema para la modelo, quien luce una figura envidiable y espectacular:

De pequeña siempre tuve complejo de piernas. Complejos que te vas y te van creando. Hoy es una de esas cosas “FÍSICAS” que más me gustan de mi. Y no tengo ningún miedo a DECIRLO. CONCLUSIÓN: Tus grandes complejos pueden acabar siendo tus grandes virtudes”