Mafia Honey, el bichón maltés de Marilyn Monroe que la cuidó hasta su muerte

Marilyn Monroe era una gran amante de los animales, pero no siempre tuvo tiempo para cuidar de ellos

La vida de la famosa actriz e icono sexual, Marilyn Monroe, no fue nada fácil. Norma Jean Baker, como así se llamaba en la vida real, se sumergió en un mundo de superficialidad y acabo por pasarle factura de la manera más cruel posible.

Con solo 36 años, Norma era encontrado sin vida, desnuda y con el teléfono descolgado, en el baño de su casa de Brentwood (California). Como único testigo sin voz, su último perro que la acompañó los últimos años de su vida, un precios Bichón Maltés al que llamó irónicamente Mafia Honey. 

Decimos irónicamente porque su compañero fiel fue un regalo del actor y cantante, Frank Sinatra, quien siempre estuvo relacionado, supuestamente, con la mafia neoyorquina. Un fatídico y caluroso 4 de agosto de 1962, Marilyn encontraba la muerte en un bote de somníferos, mientras que los medios se aventuraron a especular con un suicidio, la causa aún a día de hoy no es del todo clara.

Mafia Honey, la última y única amiga de Marilyn Monroe ante de fallecer a los 36 años

Sinatra le regaló a quien se convertiría en su paño de lágrimas y su fiel compañero durante sus últimos días. Se dice que Norma nunca pudo superar su separación de Arthur Miller, pero lo cierto es que sus demonios internos fueron los causantes de que la famosa actriz encontrara la felicidad y su final en el fondo de un bote de pildoras para dormir.

Dos años estuvo el pequeño Maf a lado de su Marilyn, y su historia quedó plasmada en un excelente e interesante libro escrito por Andrew O’Hagan, quien siempre estuvo fascinado por la diva por excelencia de Hollywood. ‘The Life and Opinions of Maf the Dog, and of his friend Marilyn Monroe’, o lo que es lo mismo ‘La Vida y Opionones de Maf el perro y de su amiga Marilyn Monroe’

Una divertida novela en la que Maf, el compañero de Marilyn, nos cuenta cómo era vivir al lado de Norma Jean. Pero no es una novela que se sacara de la manga , aunque es obviamente ficticia tiene mucha verdad en sus páginas, ya que O’Hagan antes de escribirla, dedicó algo más de una década a recabar información sobre el perro y su dueña.

Ilustración de Marilyn junto a Man en el libro ‘The Life and Opinions of Maf the Dog, and of his friend Marilyn Monroe’