María José Campanario, mujer de Jesulín de Ubrique, sufre las consecuencias del coronavirus

María José Campanario, mujer del diestro Jesulín de Ubrique, está sufriendo las duras consecuencias de la pandemia por coronavirus que ha golpeado fuerte a muchos negocios de nuestro país

María José Campanario, mujer de Jesulín de Ubrique, es una de las personas que se ha visto afectada por la pandemia de coronavirus que está azotando buena parte del mundo. Muchos son los negocios que han tenido que echar el cierre ante la incertidumbre de no poder hacer frente a los pagos y los gastos derivaos de su negocio.

La hostelería ha sido la gran afectada durante la pandemia de Covid-19, pero no sólo este sector ha sufrido las consecuencias, tiendas de ropa, y multitud de negocios, han tenido que finiquitar su actividad, mientras muchos trabajadores se han visto abocados al ERTE.

Es lo que le ha sucedido a María José Campanario. La mujer de Jesulín de Ubrique se licenciaba en la carrera de odontología, cumpliendo así el sueño de vida. Tras años de esfuerzo para poder sacarse la carrera para poder ejercer como dentista, lograba conseguir, la primavera pasada, un puesto en una clínica dental de LLoret de Mar.

María José Campanario, abocada a un ERTE

María José Campanario dejaba su puesto de trabajo en esta clínica dental, desde que pasado 15 de marzo se decretara el primer estado de alarma en nuestro país debido a SARS CoV-2.   Según ha podido saber el medio ‘Look‘, la odontóloga se habría acogido a la regulación de empleo temporal (ERTE), a la espera de que la clínica dental vuelva a abrir sus puertas.

María José, que hace 14 años que sufre fibromialgia, se encontraba muy entusiasmada con este trabajo que le permitía ejercer su profesión, a pesar de sus periódicos achaques debido a su enfermedad, por los cuales incluso tenía que ser ingresada para administrarle vía intravenosa, la mediación para el dolor.