La esposa del extorero ignora de lo que publica la prensa y sigue adelante a pesar de las polémicas

Cierto es, que María José Campanario últimamente está cuidando su aspecto físico más que antes y se le ve más atractiva que nunca después que ésta ha encontrado una nueva vida en el municipio catalán de Lloret de Mar, donde aun la mujer de Jesulín sigue formándose y trabajando en la profesión que más le gusta: la odontología.

Después de ganar la batalla judicial contra el periodista del programa ‘Sálvame’ José Antonio León y de ningunear todo lo que se ha dicho en el programa donde trabaja su antagonista Belén Esteban, parece ser que la odontóloga ha manifestado estar pasando por su mejor momento profesional y personal, a pesar de lo que se dice..

Será el cambio de aires que le ha dado a su vida, pero la catalana vive feliz a caballo entre Cádiz y la Costa Brava, donde en uno tiene su residencia conyugal donde vive con su marido e hijos y en el otro donde trabaja y comparte piso junto a un amigo en Calella.

A pesar de todo lo que se habla sobre el matrimonio y de su crisis, María José Campanario saca las uñas pero de forma amable defendiendo lo que es suyo como es su matrimonio con el exdiestro Jesulín de Ubrique la cuál ha declarado sin tapujos para el programa de ‘Viva la Vida’:

“Tenemos la costumbre de cogernos de la mano. Llevamos 18 años en crisis, no sé si lo habéis repasado, pero no me importa lo que digan” declaraba de forma irónica

La Campanario cambió de rumbo quizás para alejarse de la polémica tras su último ingreso hospitalario debido a su enfermedad de fibromialgia y prefirió poner distancia trasladándose a trabajar hasta LLoret de Mar.

No lo entiende, pero lo lleva bien

María José declaraba lo siguiente ante las tantas críticas en Viva la Vida, antes de entrar a su casa: “¿Cuánta gente en este país se va fuera a trabajar? Yo no lo entiendo, pero lo llevo muy bien”.

Y es que parece que el Mediterráneo le sienta muy bien a María José Campanario la cuál irradia una total felicidad que se refleja por todos sus poros.

María José Campanario saca las uñas por su matrimonio con Jesulín de Ubrique: "no me importa lo que digan"