María Patiño de nuevo en el ojo del huracán

La presentadora de Socialité de nuevo en el ojo del huracán por su ‘nueva vida’

Son ya varios días los que lleva María Patiño siendo blanco de las críticas en prácticamente todas las redes sociales, su traslado a una nueva vivienda, (un ático), en el barrio de Chamberí, en Madrid, ha desatado la polémica entre sus fans y la han vuelto a situar en el ojo del huracán.

Tras una semana donde la colaboradora de Sálvame recibió un varapalo judicial contra María José Campanario, y ya con mejor ánimo, María Patiño junto a su novio Ricardo Rodríguez, han comenzado la mudanza al ático con terraza en Chamberí, en la que se alojarán por la módica cantidad de 2.500 euros al mes. Es precisamente este el motivo desde donde parten las críticas, sobre su cambio de vivienda y nuevo estilo de vida.

La colaboradora de Sálvame vendió su antigua vivienda en Diego de León, (Madrid), por un valor de 600.000 euros (según han publicado en Diez Minutos), un colchón que le permite permitirse un lujo prohibido a la media de los mortales.

Críticas en las redes sociales

Instagram es hoy por hoy la red social favorita de los famosos, pero también es una red donde todo el mundo puede comentar en abierto, casi sin censura, de ahí que famosos como María Patiño sean constantemente bombardeadas con duras críticas como, “Ya puedes seguir hinchando la vena para no quedarte sin trabajo“, o “Madre mía, así va el mundo. Luego dicen que hay crisis“.

María Patiño ha pasado de ser una colaboradora de programas, a estrella y presentadora, lo que la ha hecho ser el blanco de ataques con mensajes, muchos de ellos hirientes, “Antinatural total“, “Presentas fatal, solo estás pendiente de ti y de tu pelo” o “Eres una egocéntrica que no deja hablar a nadie“, son sólo unos pocos ejemplos de los miles que recorren Instagram.

Sin embargo, quien está expuesto al público debe afrontar tanto los halagos como las críticas, algo que entienden muy bien todos los famosos, que no suelen hacer ningún tipo de declaración sobre sus perfiles sociales, aunque algunas falten literalmente al respeto.

María Patiño de nuevo en el ojo del huracán