María Patiño embroncó a Belen Esteban y Miguel Marcos en su boda, y ni probó la tarta

A la presentadora de ‘Socialité’ se le hinchó nuevamente la famosa vena de su cuello en la boda de Belén Esteban y Miguel Marcos

¿Qué ha pasado para que a María Patiño le salieran los demonios que llevaba dentro, en la boda de su íntima amiga Belén Esteban?.

Tal como se ha publicado en los medios, este fin de semana se casaba la ex de Jesulín de Ubrique con el conductor de ambulacia, Miguel Marcos.

Por lo visto la popular colaboradora de Sálvame’ tenía un fuerte de dolor de tripa causado por el hambre que tenía en la boda de una de sus más íntimas amigas y compañera de plató, Belén Esteban, pero cierto es, que Patiño no pudo probar bocado hasta que los recién casados estuvieran ya sentados en la mesa nupcial del banquete.

Tras la boda y según fueron apareciendo los invitados en la televisión, estos fueron dando detalles sobre la boda de la de Paracuellos, relatando las anécdotas más llamativas y más importante de día, de la ya esposa de Miguel Marcos.

Como bien sabemos todos el fuerte carácter que se trae la Patiño, quien no deja nunca nada en el tintero, la presentadora de Socialité sacó su famosa vena de la zona del cuello a pasear en un momento puntual de la boda de Belén, ¿Qué pasó?

El banquete de la boda incluía huevos de codorniz acompañado de arroz, Jamón serrano, canutillos de queso con bacalao y croquetas entre otros entrantes, según  explica María Patiño: “El aperitivo fue muy variado y todo estaba cuidado al detalle”.

La periodista tenía tanta hambre que no veía la hora de la cena por lo que explicaba: “Durante los aperitivos me puse a hablar y me olvidé de que tenía que comer”. Todos los invitados a la boda pudieron disfrutar del salmorejo y como plato principal solomillo o sushi, y dos tipos de sorbetes de sabor mango o de piña.

A Patiño al perderse los aperitivos, esperó con ansia los platos fuertes de la cena “Y en la cena, estaba yo deseando comerme el solomillo, pero los camareros no nos servían hasta que los novios no se sentaran en la mesa. Así que tuve que decirles a Belén y a Miguel que hicieran el favor de sentarse porque yo quería comerme el solomillo”.

Los recién casados no tuvieron otra opción que obedecer y sentarse tras la bronca de la presentadora de Socialité ya que ésta, estaba muerta de hambre y no había probado bocado en toda la velada por estar hablando con unos y con otros.

Además la Patiño ni vio ni olió la tarta de la boda: “No sé dónde estaba. Cortaron la tarta con una canción maravillosa, pero cuando se repartió yo desaparecí” decía. Patiño quien estuvo en la misma mesa de Antonio Rossi, Mila Ximénez, etc…no ‘paró la pata’ yendo aquí allá, pero resumió el festejo de la gran boda de Belén y Miguel “Comimos y bebimos como cerdos” aseguró.

María Patiño embroncó a Belen Esteban y Miguel Marcos en su boda, y ni probó la tarta