María Patiño explica el motivo por el que Mila está tan depresiva y amargada

María Patiño

Los compañeros de Mila Ximénez  muy preocupados por su estado anímico, prefieren que esté fuera de la casa

Desde que Mila Ximénez entró en GHVip, no ha levantado cabeza, es más, a estas alturas todavía no ha encontrado su sitio en la casa. Mila Ximénez ha pasado por diferentes etapas de tristeza, rabia, enfado, y depresión, y ninguno positivo, lo que está pasando factura a su salud.

Es evidente, que Mila Ximénez está amargada y ha hecho que su vida dentro de la casa sea un infierno. A pesar de que Mila Ximénez entraba en la casa como la favorita, la mejor amiga de Jorge Javier Vázquez, la protegida, no ha sabido aprovechar el gran apoyo que tenía afuera.

Para sus compañeros del programa Sálvame, Mila no quiere abandonar porque tiene mucho orgullo y el abandono sería un fracaso. Sin embargo, todos comparten una misma opinión, para ver a su compañera y amiga  así de mal lo mejor es que esté fuera.

La explicación de María Patiño a la situación que está pasando Mila Ximénez: “Proyectaba una inseguridad que no tenía”

Los compañeros de Mila Ximénez del programa Sálvame de Telecinco creen que la convivencia con gente que no conoces o con quien no tienes confianza no es el único motivo, creen que hay algo más. María Patiño comenta: “Yo no considero que lo más duro para ella haya sido entrar en esa casa porque ha tenido una vida muy complicada”.

María Patiño, bastante preocupada por su compañera y amiga Mila, explicó que le da mucha “pena” ver a Mila así, y que nunca se pudiera haber imaginado que pudiese estar tan afectada y tan mal.

La explicación que da la colaboradora es que Mila Ximénez tiene muchas inseguridades con su físico y el paso del tiempo le está pasando factura. La colaboradora asegura que su compañera no lo quiere “reconocer”: “Proyectaba una seguridad que no tenía“.

De hecho, María Patiño comenta, que antes de que Mila entrara en la casa de GHVip ya estaba pasando un momento muy delicado y no se encontraba bien.

Mila Ximénez