María Teresa Campol hospital

La periodista acudió el pasado viernes al Hospital La Luz para una nueva revisión médica

Dentro del programa de revisiones periódicas que debe seguir María Teresa Campos, el pasado viernes día 14 de febrero la veterana periodista malagueña acudía una vez más al hospital.

Como todos saben, la madre de Terelu Campos y Carmen Borrego debe hacerse un chequeo médico cada cierto tiempo, después del ictus leve que sufrió el 16 de mayo del año 2017.

El pasado viernes la periodista de 78 años acudía al hospital acompañada como suele ser habitual por su chófer Gustavo, una de sus personas de máxima confianza. Sin embargo esa visita al hospital no ha sido muy del agrado de la periodista y presentadora.

No por la revisión médica rutinaria que debía pasar, sino por la presencia de los medios de comunicación a las puertas del Hospital La Luz (Madrid). Su ruptura con el humorista ‘Edmundo’ Arrocet’, aún sigue siendo fuente de noticia para los medios, y estos querían saber como se encuentra.

Al ver la presencia de los periodistas cuando salió del hospital, María Teresa se ha mostrado muy molesta con un rostro muy serio, mientras solo respondía “buenos días”. A continuación se metió en el coche que la iba a llevar e vuelta a casa, mientras daba un fuerte portazo.

Muy molesta con la presencia de los medios de comunicación

El enfado de la periodista malagueña con los medios en sus últimas apariciones no es nuevo. Recientemente también afirmó estar cansada de que determinados medios de comunicación, realicen lo que ella considera una “persecución”.

En los últimos años la presentadora ha mantenido un frente abierto abierto con determinados medios de comunicación, especialmente desde que comenzó su relación con Edmundo Arrocet.

Este se vio incrementado cuando finalizó su contrato con Mediaset, y sus hijas dejaron ‘Sálvame’. Medios de este grupo iniciaron una campaña contra la malagueña, motivos por el que la periodista se ha mostrado en más de una ocasión harta de esa “persecución”.

María Teresa Campos acude de nuevo al hospital, mientras se muestra muy molesta con los medios
María Teresa Campos saliendo del hospital acompañada de su chófer.