María Teresa Campos y Bigote Arrocet abandonan Marbella de forma precipitada e inesperada

La decisión tomada por ambos, que regresaran hoy jueves a Madrid, ha sorprendido a todos

La periodista María Teresa Campos y el humorista y actor argentino-chileno, Bigote Arrocet, han abandonado de forma precipitada e inesperada la ciudad de Marbella donde se encontraban de vacaciones.

La decisión de la veterana presentadora y el humorista, quienes suelen agotar sus vacaciones en Marbella en los últimos años hasta finales de agosto, ha cogido por sorpresa a todos.

Ninguno ha querido aclarar el motivo por el que han decidido finalizar sus vacaciones en la localidad malagueña. Sin embargo, fuentes cercanas a la pareja indicaron a Jaleos que “vuelven los dos por temas profesionales”.

Las mismas fuentes apuntan a que la veterana periodista regresaría para cerrar “esta semana” algo importante con el ente público TVE.

La marcha de ambos ha sorprendido a todo el mundo. Incluso a los propios trabajadores del hotel Guadalmina, lugar donde la pareja estaba alojada. De hecho, afirman que la inesperada y apurada marcha “dejo impresionados” al personal del hotel.

María Teresa Campos y Bigote Arrocet abandonan Marbella de forma precipitada e inesperada

Bigote Arrocet regresó hace unos días a España tras viajar a Chile para resolver unos asuntos personales. Luego acompañó a su hija mayor, tras el fallecimiento hace poco más de dos meses de su primera mujer.

Por eso estos días de descanso en la localidad marbellí se antojaban importantes en la relación para ambos. También para acallar los rumores que circulaban en las últimas semanas que indicaba que existía una crisis en su relación.

Esos rumores terminaron incluso por molestar a la veterana periodista malagueña -nacida en Tetuán-, quien cargo incluso contra algún medio como ‘Sálvame’. En los últimos años María Teresa y Bigote han pasado sus vacaciones en Marbella.

Siempre se quedaban hasta el último tramo de agosto. Por lo que en esta ocasión hay sin duda una causa de fuerza mayor para que decidieran marcharse antes de tiempo.