Marina García ('LIDLT') confiesa que sufrió bullying con 14 años: Así era entonces

Marina García, ex concursante de ‘La isla de las Tentaciones’, ha mostrado a sus más de 631.000 seguidores en Instagram, como era en plena adolescencia La época de Instituto suele ser muy difícil para muchos estudiantes que están en pleno apogeo adolescente. Marina García, la despampanante ex concursante de ‘La isla de las tentaciones’, también tuvo que atravesar una complicada situación cada vez que tenía que ir a clases. Una época que le generó muchas inseguridades, y además afectó a su carácter. Pero con el paso de los años y la madurez, todo se supera y según cuenta ella misma, es más una cuestión de “mentalidad y actitud” Cuesta mucho creer que la joven Influencer que arrasa allá por donde va debido a su belleza y espectacular físico, tuviera que pasarlo mal en los años de secundaria. Es más, en su perfil de Instagram no cesan de lloverse los halagos y piropos, por no contar el éxito que tiene entre el sexo masculino. Pero los niños, y adolescentes, pueden llegar a ser muy crueles. El bullyng es una lacra que se extiende por casi todos los centros escolares, a pesar del esfuerzo de muchos organismos de concienciar a los estudiantes. Una etapa en la que algunos estudiantes llegan a pensar en el suicido, por no poder soportar la presión de tener que ver a diario a sus maltratadores.

Marina García revele lo mal que lo pasó en los años de secundaria, y también los insultos diarios que tubo que soportar

Estos años en los que el joven se siente indefenso y perdido, es temporal, y muchos logran sobreponerse y recuperar su autoestima. Marina revelaba en su perfil de Instagram, lo difícil que fue su adolescencia: “Era una niña que vivía acomplejada por multitud de insultos que recibía y la inseguridad tan grande que tenía” aseguraba a través de stories. Se atrevía a publicar una fotografía de cómo era entonces, con solo 14 años y pasando una de las peores etapas de su vida. En al foto podemos ver a una chica de lo más normal, con gafas y evidentemente con el rostro de una niña que aún no se había sometido a ningún tipo de tratamiento estético ni cirugía: “Era una niña muy tímida. Me costaba relacionarme con la gente y, sobre todo, con las chicas (…) pero conseguí superar esos miedos y me fui queriendo más, hasta día de hoy” Pero hablando desde la experiencia, ha animado a aquellas personas que se estén en la misma situación, asegurando que es un etapa temporal, que pasa, y que en solo unos años la vida puede ser muy diferente a lo que estás viviendo ahora. ]]>