Marta de Lola (‘supervivientes’) cumple su sueño de trabajar con animales

Lola Mencía se aleja del foco mediático y se estrena como empresaria

Marta de Lola se aleja del foco mediático y se estrena como empresaria

Marta de Lola no solo ha decidido darle un cambio radical a su físico con un nuevo look, sino que también ha dado un vuelco a su vida. La ex concursante de ‘La Isla de Las Tentaciones’ y ‘Supervivientes’, ha anunciado el comienzo de un nuevo proyecto profesional alejado del mundo de la televisión.

La auxiliar de veterinaria que se dio a conocer en el mundo de la televisión tras su paso como pretendiente de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, ha tenido un largo curriculum laboral desde que cumplió los 16 años. Desde muy joven, ha tenido diferentes profesiones que iban des des cuidadora de mayores en los hospitales, cuidado de niños, cuidado de animales y hasta maestra paellera en las cocinas del bar en el que se estrenó como camarera.

Aunque ha tenido un largo expediente laboral, Lola siempre ha tenido un sueño dado su amor por los animales. De ahí que estudiara para auxiliar de veterinaria en León y ahora pueda ejercer este labor como empresaria.

Lola Mencía se aleja del foco mediático y se estrena como empresaria

Trabajaba como ayudante en una clínica veterinaria

Un poco antes de participar en ‘La isla de las tentaciones’ primero y ‘Supervivientes’ después, Lola Mencía dedicaba parte de su tiempo a ayudar en una clínica veterinaria, que contaba con un hotel canino donde aprendió a atender a los animales y hacer algo de peluquería canina “que me encantaba”.

Con una sonrisa y la ilusión en los ojos, Lola ha explicado en el canal de Wild que al volver de Honduras y tras su ruptura con Iván, decidió volver a León, donde sus ex jefas le tenían preparado un proyecto.

 “Me propusieron llevar el hotel canino y ellas dedicarse íntegramente a la clínica, porque el hotel es un proyecto que no quieren descuidar y a mi me encantaba trabajar en el hotel. ¡Y obviamente dije que sí!”, aseguraba ilusionada a cámara.

Lola ha cogido las riendas de este hotel, algo que ha arrancado con mucha ilusión, pues es el mismo lugar donde se formó.  “Es como que he vuelto a mis orígenes”. “Soy empresaria, emprendedora; que se me hace muy raro decirlo porque tengo que aprender muchísimo”, aseguraba mientras hacía un tour por las instalaciones que aún no están acabadas.

Un hotel para perros

Ahora, con ayuda de su familia está llevando a cabo una reforma total del lugar para adecentarlo, ampliarlo y ponerlo a su gusto. “Por todos lados hay restos de la obra”, afirmaba mientras enseñaba los perros que en estos momentos se están alojando en el hotel puesto que las habitaciones y los recintos están ya habilitados. “Yo aquí soy super feliz, me encantan los animales y aquí estoy rodeada”.

Mientras lo enseñaba, Lola ha presentado a las que fueron sus compañeras de trabajo durante los años que pasó en la veterinaria, donde arrancó como recepcionista hasta llegar a colarse en el quirófano. “Quiero este proyecto con todo mi corazón”, aseguraba destacando que “cuando haces las cosas con buena intención todo surge”. Esperemos que así sea y que todo vaya rodado.

Lola Mencía se aleja del foco mediático y se estrena como empresaria