Marta López Álamo, novia de Kiko Matamoros: Así es como supera su peor momento

Mara López Álamo, novia del colaborador de ‘Sálvame’, Kiko Matamoros, ha confesado a sus seguidores en Instagram, el mal momento personal que está atravesando

La joven modelo e Influencer, Marta López Álamo, que se dio a conocer por ser novia del siempre polémico colaboradora de Sálvame, Kiko Matamoros, no se encuentra en su mejor momento. Así lo han confesado en su perfil de Instagram a sus mas de 244.000 seguidores, a los que ha hecho partícipes de sus momentos más bajos de ánimo.

Salta a la vista que en un principio la joven no tiene motivos para poder sentirse  mal o angustiada. Tiene un trabajo que le permite viajar, se gana un buen dinero gracias a las colaboraciones en Instagram, y se acaba de mudar a un precioso piso de lujo junto a su pareja, por la cual se desvive. Entonces ¿qué le ocurre a Marta López?

Lo que nos puede ocurrir a todos nosotros. Alguna vez en nuestra vida nos hemos sentido incapaces de saltar de la cama por algún motivo. Ya sean preocupaciones, u obligaciones de las que queremos escapar y escondernos de la vida. Pero Marta sabe cómo afrontar esos momentos de bajón, y tenemos que reconocer que funciona.

Marta López Álamo se abre en canal y confiesa el mal momento por el que está pasando

La joven, con una taza de café negro en la mano, publicaba en su perfil de Instagram una confesión en la que plasmaba a la perfección cómo se sentía: “Llevo unos días ‘súper down otra vez. El clima me mata. Luego acostumbrarse a otra zona, el no tener ganas de nada… pero son etapas” comenzaba diciendo Marta a todos sus seguidores en Instagram.

Algo que sí ha hecho de manera correcta la Influencer, es reconocer que está teniendo un problema y saber cómo tratarlo. Algo que es muy aconsejable, en el caso de sentirte así, es permitirte estar mal y asignar un tiempo a tratar de ponerle remedio. No trates de impedir que estos sentimientos negativos no salgan al exterior porque podría ser peor para tu estado de ánimo.

Lo importante es ser consciente de ello y remediarlo. Sin embargo, también es bueno permitirse estar mal ser humano, en definitiva, exigirte menos, sea en el ámbito que sea. Ser agradecido por lo que tienes, es algo que intento hacer cada mañana y creedme, marca la diferencia. Eso y meditar unos minutos antes de salir de la cama (si no tienes tiempo, cualquier momento del día)

Marta logra superar este bache anímico con varios minutos de meditación antes de comenzar el día y enfrentarse a la rutina diaria, además de dar gracias o estar agradecido por aquello que tienes, nunca lamentarte por lo que no está en su poder.