Marta López Álamo, novia del tertuliano de ‘Sálvame’ Kiko Matamoros, ha vuelto defenderse por las numerosas críticas en sus últimas publicaciones

Marta López Álamo, novia del famoso colaborador de Telecinco, Kiko Matamoros, cada vez que publica una fotografía en su perfil de Instagram tiene que enfrentarse a numerosas críticas, algunas constructivas, pero muchas de ellas destructivas que sólo buscan hacer daño a su protagonista.

Marta, modelo de profesión, nunca ha ocultado que está a favor de la cirugía estética o de los retoques. Ella misma confesaba qué se había operado y qué tratamientos se había realizado para poder perfeccionar su cuerpo de cara a su carrera profesional.

Pero más allá de las críticas sobre su extrema delgadez, Marta quiso sincerarse hace semanas con sus más de 166.000 seguidores, sobre un suceso que cambió su vida por completo y la transformó en la persona que es ahora. Durante la adolescencia, la joven influencer y modelo, sufrió una anorexia que hizo peligrar su vida. Incluso publicó una imagen en una de sus peores épocas para que muchas de las personas que la critican ahora, vieran el antes y el después de haber superado esta difícil enfermedad mental. Llegó a pesar 39 kilos con 1,75 cm, una instantánea que mostraba la dureza de esta dolencia que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Marta López vuelve a defenderse de las críticas sobre su físico en Instagram

Mara López siempre que puede saca jugo a su físico y pone a prueba la censura de esta famosa red social. En la última publicación, la novia de Kiko Matamoros se muestra en topless y sólo con un braga-faja, que afina aún más su cintura. Esto ha hecho estallar a muchos de sus seguidores que aseguraban que la joven había echado mano a Photoshop para parecer más delgada de lo que es.

Se nota mucho Photoshop sobre todo abdomen, no creo que en tu caso necesites hacer eso, ya eres muy guapa” Pero no sólo le ha reprochado el uso de alguna herramienta de edición, sino que muchos le han espetado que es una foto que no le favorece en absoluto, y no le hace justicia. Lejos de callarse, Marta ha tratado de responder a estas críticas y quizás esté entrando en el juego de los que quieren crear polémica:

No hay Photoshop. Dejad de inventar madre mía. Que si aprieto, se me nota el aductor, en el vídeo no aprieto y no se me ve»” Pero hubo una cosa que quiso aclarar más tarde: “Bueno, me he retocado el herpes, perdónenme”

.