Mayte Zaldívar ha hablado para la revista ‘Semana’ de su situación económica en plena pandemia del coronavirus, mostrándose también muy preocupada por la situación de su ex pareja, Julián Muñoz

Mayte Zaldívar, la que fuera esposa del ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, ha roto su silencio para dar una exclusiva al medio ‘Semana‘. La ahora empresaria confesaba su alarmante situación económica, en plena pandemia del Covid-19 que ya se ha cobrado la vida de 6.000 personas en España.

El pasado 15 de marzo, el Gobierno decretaba el estado de alarma, tomando medidas drásticas como el confinamiento de todo residente en nuestro país, y el cierre de todo negocio y empresa que no se considere un servicio básico.

Mayte también ha tenido que crear su negocio de comidas en el mercado de abastos, pero parece estar más preocupada por el estado de salud de su ex marido, Julián Muñoz. El ex de Isabel Pantoja posee siete condenas que suman 22 años de prisión, de los que sólo cumplirá  20. Fue a finales de 2018, cuando la Audiencia Nacional aceptaba el recurso interpuesto por el ex dirigente Marbellí, para cumplir el resto de esta condena en su casa, por varias patologías crónicas, de carácter cardiovascular, respiratorio y urológico.

Julián Muñoz, encerrado en una habitación debido a la pandemia de Covid-19

Según ha confesado Mayte Zaldívar al digital de ‘Semana‘, su ex marido está encerrado en la vivienda de una de sus hijas, por ser paciente de muy alto riesgo: “Estoy preocupada por él, vive con una de mis hijas. Al ser paciente de alto riesgo está encerrado en una habitación

Así, todos los que residen en la vivienda de su hija, ella misma incluía, no tienen contacto alguno con Julián, saliendo poco al exterior de su habitación por temor a contraer el Covid-19: “No sale para nada y sólo tiene acceso a una terraza. Se ocupan mucho de él

Una situación muy parecida a la que viven muchas personas con enfermedades crónicas, que tienen que someterse a un duro y más restrictivo confinamiento, en alguna estancia de su vivienda. Julián Muñoz ha de tener un máximo cuidado en la higiene, así como no relacionarse con nadie, y tratar de mantener la estancia ventilada.