Meghan Markle y el príncipe Harry acusan a los diarios de publicar, una mentira tras otra

Los Duques de Sussex se sienten acosados bajo una campaña de acoso y derribo por parte de algunos medios británicos

Los Duques de Sussex, Harry y Meghan Markle están hartos, perseguidos día y noche por algunos medios de comunicación británicos siguen en su batalla por defenderse del acoso de estos medios.

El príncipe Harry, nieto de Isabel II, emitió un comunicado bastante amplio, en el que acusaba a la prensa de publicar “una mentira tras otra“.

La pareja ha decidio contratar los servicios de un famoso bufete de abogados llamado Schillings, que se encargará de su defensa contra los medios que vienen realizando, según ellos, una campaña de acoso y derribo contra los Duques de Sussex desde hace ya bastante tiempo.

Este bufete ha acusado directamente al ‘The Mail on Sunday‘, de estar haciendo una campaña contra Meghan Markle llena de mentiras e historias humillantes.

Un nuevo frente, esta vez con el padre de Meghan Markle

La demanda puesta por la pareja real contra el padre de Meghan, ha conseguido lo que éste quería, una publicidad muy ventajosa para el, ya que Thomas Markle, aunque se muestra muy dolorido por la demanda, sabrá como sacar en los platós un buen rendimiento personal, a la decisión de los duques de Sussex.

Thomas Markle ha estallado contra su hija Meghan tras recibir la demanda de los duques de Sussex, alegando que, “tenía que defenderme“.

Meghan Markle y el príncipe Harry aseguraron comenzar a tener pánico ante lo que les pueda suceder por el acoso al que están siendo sometidos, y solo se les viene a la mente lo ocurrido con Lady Di.

La citación judicial contra el padre de Meghan se produce tan solo unos pocos días después de la demanda al The Mail on Sunday, que hizo pública una carta privada recibida por Thomas y de la éste les filtró fragmentos al diario.

Thomas tuvo la carta en su poder durante 6 meses, hasta que fragmentos de la carta han aparecido publicados en el diario demandado, según Thomas, tomó la decisión de filtrar la carta, por una razón concreta, “Decidí publicar partes de la carta por el artículo de un amigo de Meghan en la revista People. Tenía que defenderme. Solo revelé algunas partes ya que otras eran muy dolorosas. La carta no me pareció amorosa. La encontré hiriente“,

El padre de Meghan ha querido negar rotundamente haber cobrado dinero por la filtración, aún así la decisión de su hija ha sido proceder con las demandas.

Meghan Markle y el príncipe Harry acusan a los diarios de publicar, una mentira tras otra