La ex actriz y actual duquesa de Sussex, Meghan Markle, junto con su marido el Príncipe Harry de Inglaterra (Enrique de Sussex), han decidido poner freno a la prensa sensacionalista del Reino Unido

El Príncipe Harry de Inglaterra ha decidido cortar por lo sano y proteger a su actual esposa, le ex actriz Meghan Markle, Duquesa de Sussex, de los medios británicos.

El hijo menor de la desaparecida Lady D. (Diana de Gales), ya había puesto en conocimiento que no quería que su esposa pasara por el calvario que sufrió su madre y que la llevó a tal fatídico final.

Por este mismo motivo, Harry y Meghan han decidido interponer demandas judiciales contra el medio británico ‘Mail on Sunday‘, filial del gigante ‘Associated Newspapers‘, y que también estaría incluida en dicha demanda.

Con esta iniciativa, los duques de Sussex quieren evitar que los medios británicos se ceben con la joven madre y con su vida privada pasada como actriz en EEUU.

La prensa amarillista de Reino Unido lleva meses ‘acosando’ a la joven esposa de Harry, a quien en muchas ocasiones han tachado de egocéntrica, narcisista y soberbia. Pero lo peor estaba por venir y ha sido la gota que ha colmado el vaso en el seno de la Familia Real Británica.

Una carta íntima de Meghan Markle a su padre, se han filtrado a lo medios a través del ‘Mail On Sunday’

Según ha adelantado el Principe Harry, esta publicación sólo ha buscado hacer daño a la imagen de su esposa, con quien se han cebado en los últimos meses, incluso cuando ésta se quedó embarazada del pequeño Archie.

«Desafortunadamente, mi esposa ha sido una víctima más de los tabloides y prensa británica que organizan campañas contra personas sin tener en cuenta el dolor y las consecuencias que le puedan causar al afectado. Una ‘caza de brujas’ que se ha recrudecido con el embarazo de Meghan y con la crianza de nuestro hijo recién nacido»

El Principe Harry y Meghan Markle , Los Duques de Sussex , con su primer hijo Archie en Cape Town, Sudáfrica | GTRES

Sobre la misteriosa carta que Meghan le escribió a su padre, quien había exigido el derecho a ver a su nieto, los tabloides han sabido elegir con «maldad«, «omitiendo estratégicamente varios párrafos, para enmascarar las mentiras que han fraguado durante más de un año»

Meghan y Harry, fieles defensores de la libertad de expresión y de prensa, pero todo tiene un límite que no se debe traspasar

Tanto Harry como Meghan han querido dejar muy clara su postura acerca de la libertad de expresión de los medios de comunicación, pero siempre de forma «honesta y objetiva«, siendo ésta la «piedra angular de la democracia»

El bufete de abogados Schillings, que está llevando las demandas de los Duques de Sussex, ya han anunciado que las ganancias que pudieran adquirir en el caso de ganar el caso, serán donadas a organizaciones que trabajen para erradicar el ‘bullying’, o acoso en diferentes ámbitos.

Meghan Markle , Duquesa de Sussex durante una visita se Woodstock Exchange en Cape Town (M2M) | GTRES