Mejora tu calidad de vida y elimina tus preocupaciones con estas 10 claves

Ciertos detalles que pasamos desapercibidos en el día a día, pueden cambiar de manera drástica nuestro estilo de vida. Atento a estas claves para poder llevar una vida sana

Hay gestos cotidianos que nos ayudan a cuidar de nuestra salud y, al mismo tiempo, de nuestro estado de ánimo. Algunos de ellos los conoces, otros no… Llevarlos a la práctica en tu día a día te ayudarán a ser más feliz.

La rutina, las preocupaciones por la deudas, los hijos o el estrés laboral, pueden provocar en nuestro organismo una serie de desajustes que se notan en nuestro cuerpo y en nuestra salud mental.

Pero existen ciertos detalles, claves o hábitos, que pueden provocar una enorme diferencia entre una vida ajetreada y rutinaria, en una vida llena de optimismo y tranquilidad. Atento a estas claves que pueden serte muy útil en el día a día.

10 claves para poder cambiar su estilo de vida de manera muy sencilla

1. Menos coche y más bici. Si vives en la ciudad, reserva el automóvil solamente para desplazarte fuera.

2. Gestiona el estrés en el trabajo. Por ejemplo, organizando las tareas que tengas que hacer por
orden de importancia.

3. Una dieta saludable empieza por… comprar bien, por eso es importante leer las etiquetas de los alimentos. Busca recetas sanas para preparar en casa e incluye más cereales, frutas y verduras.
Sabes también que una buena hidratación (beber dos litros de agua al día) es fundamental.

4. ¡No al sedentarismo! Cuando estés en el trabajo, levántate de la silla cada dos horas. Moverse y estirar un poco las piernas mejora además la circulación.

5. La tecnología es tu aliada. Descárgate en tu smartphone aplicaciones que te motiven a lograr tus buenos propósitos.

6. Resérvate tiempo para ti. Para hacer cosas que te gusten (y así desconectar) como leer, cocinar, ver series, etc.

7. Recurre a ayuda externa, si tu problema es quitarte esos kilos de más acude a la consulta del endocrino.

8. Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas… Como pasar más tiempo con tu familia, compartir aficiones con tu pareja, desayunar con calma o pasar una tarde de risas y confidencias con amigas.

9. ¡Muévete! No es necesario pasar de la inactividad absoluta a vivir en el gimnasio, pero realizar actividad física regularmente nos hace sentirnos mejor (el cuerpo libera endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad). La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda, como mínimo, caminar 30 minutos al día.

10. Busca nuevos retos. Desde aspectos que mejoren tu currículum, como aprender un idioma nuevo o apuntarte a algún curso para ampliar tu formación, a otros para hacer en vacaciones, como planificar un viaje a algún sitio que siempre has querido conocer.