Miki Nadal se enfrenta a una condena por cometer un delito de vejaciones a Carola Escámez

La sentencia, que aún no es firme, dicta que el humorista debe realizar trabajos para la comunidad por vejaciones a su esposa

Tras conocerse recientemente que Miki Nadal y Carola Escámez se habían separado después de cinco años de matrimonio, el humorista y actor de 51 años se enfrenta a una condena por haber cometido un delito leve de vejaciones sobre su todavía esposa.

En una exclusiva adelantada por El cierre digital, se indica que el humorista nacido en Zaragoza ha sido condenado por el titular del Juzgado de Violencia sobre la mujer número cuatro de Madrid, Pedro José Arduán Rodríguez, a realizar trabajos para la comunidad.

Según el citado medio, como la sentencia no es firme, la representación legal del humorista de la Sexta ha interpuesto un recurso en apelación.

Esta sentencia llega días después de que se conociera de forma pública la separación matrimonial de ambos. Además, Miki y Carola estaban a solo 6 días de cumplir cinco años de matrimonio. Se casaron el 21 de junio de 1984.

Miki Nadal se enfrenta a una condena por cometer un delito de vejaciones a Carola Escámez

La última vez que se pudo ver juntos a Miki Madal y a Carola Escámez, sobrina nieta del banquero Alfonso Escámez, fue el pasado 3 de noviembre en Combarro, una pequeña localidad ubicada en la provincia gallega de La Coruña. Allí pasaron unos días de descanso.

Después del anuncio de la separación, Miki Nadal se ha ido a vivir a un apartamento en el barrio de Sanchinarro, ubicado en el distrito de Hortaleza (Madrid).

Carola Escámez, hija del ex futbolista del Barcelona, Julio Alberto, se ha quedado residiendo en la vivienda familiar. Se ha quedado en la casa con la hija de 4 años que ambos tienen en común, Carmela.

La complicada relación del humorista con su familia política

Miki y Carola no pasaban por su mejor momento desde que se casaron hace casi cinco años. Carola perdió a principios de 2017 el bebé que esperaba, lo que provocó una gran frustración a la pareja.

Además, la relación de Miki Nadal con su familia política era complicada. La familia de Carola, muy influyente a nivel económico y social, no aceptaba con agrado la presencia medíatica del humorista.