Mila Ximénez sigue adelante con su tratamiento y recibe una nueva alta hospitalaria

Mila Ximénez sigue luchando como una guerrera contra el cáncer de pulmón que le fue diagnosticado el año pasado

La lucha de Mila Ximénez sigue adelante. El año pasado, la colaboradora de ‘Sálvame Diario’, narraba en este programa cómo le había sido diagnosticada cáncer de pulmón. Tras salir del reality ‘GH VIP’, Mila sabía que tenía que acudir al médico debido a un insistente y persistente dolor en el costado.

Tras una revisión profunda y exhaustiva, Mila obtuvo uno de los peores pronósticos posibles pero no el más grave, por lo que tenía la oportunidad de luchar con uñas y dientes para vencerlo. Así, el año pasado comenzaba una dura batalla que aún está librando para poder seguir adelante.

A Mila no le falta gente a su alrededor. Su hija Alba, quien reside habitualmente en Holanda con su familia, se desplazaba a Madrid, para acompañar a su madre en esta importante etapa de su vida. Quienes tampoco la han dejado de lado han sido sus hermanos, y sus amigos y compañeros de ‘Sálvame’, como Belén Esteban, Kiko Hernández o Jorge Javier Vázquez.

Mila Ximénez recibe una nueva alta hospitalaria tras pasar un par de días ingresada

Este viernes y según adelantaba en exclusiva el medio ‘Semana’, Mila volvía  recibir el alta, tras pasar dos días ingresada en el hospital. Al parecer, el pasado miércoles acudía a la consulta rutinaria en el Hospital de La Luz, donde acudía acompañada de unos amigos, y fue ese mismo día cuando los facultativos prefirieron dejar a la periodista sevillana unos días ingresada.

Pero el viernes ya era dada de alta, una buenísima noticia que seguro que ha alegrado a su entorno. Un día más es una pequeña batalla ganada contra el cáncer, y Mila más que nadie sabe lo importante que es rodearse de la gente que te transmite paz y serenidad. Kiko Hernández, íntimo amigo de Mila, era el último en dar el parte de salud y con un “está bien”, dejaba a la audiencia tranquila y con ganas de verla pronto en el plató de ‘Sálvame’. ¡Ánimo Mila!