Miriam Sánchez cambia drásticamente de vida y se muda a Lanzarote

Borrón y cuenta nueva. Miriam Sánchez ha cambiado Madrid por Canarias para poder comenzar desde cero La que fuera colaboradora de televisión y presentadora, Miriam Sánchez, ha decidido cambiar radicalmente de vida y comenzar de cero en otra comunidad. Pero no en una al azar. Y es que para poder tener ese cambia que tanto ansía, se ha ido a más de 2.000 kilómetros de Madrid, lugar de residencia hasta ahora de la ex actriz de cine para adultos. Según ha publicado en exclusiva la revista ‘Semana’, Miriam ya se encuentra instalada en Canarias, concretamente en Lanzarote, una de las islas más tranquilas y bellas del archipiélago canario. Según apuntan desde esta publicación, Miriam ha alquilado dos viviendas que tiene en propiedad en la capital, para poder vivir de manera desahogada en Lanzarote. Cabe destacar  que la vida en esa isla es mucho más barata que en Madrid, por lo que Miriam no tendrá que preocuparse por este tema.

Miriam Sánchez y su círculo de autodestrucción

Miriam ha optado por alejarse lo máximo posible del entorno que ha tenido durante años, ya que su vida se había tornado en autodestrucción, llegando a temer por su salud. Las últimas noticias que hemos tenido de ella no han sido nada halagüeñas, más bien todo lo contrario. Pipí Estrada, el periodista deportivo y padre de su única hija, no ha querido revelar nada sobre el actual estado de salud de su ex, pero fue ella misma quien en 2019 en una entrevista, llegó a admitir que estaba viva de milagro debido a una grave depresión y a las adicciones que había superado. Por el momento, Miriam aún no ha querido hablar con la prensa y está desaparecida de las redes sociales, que en sus horas más bajas usó para poder vender su coche o sus prótesis mamarias. Algo que está muy claro es que este cambio de ambiente y de entorno la ayudarán a poder recuperarse de todo aquello que no le hace bien. Además puede relajarse en sus idílicas playas y pasear hasta altas horas de la madrugada por sus orillas a modo de terapia. ¡Suerte, Miriam! ]]>