Neville Jacobs, el perro del diseñador Marc Jacobs, un perro muy solidario

'The Sato Project', una organización de rescate animal

‘The Sato Project’, una organización de rescate animal

Marc Jacobs, diseñador de moda, comparte desde hace tiempo su vida con su Bull Terrier Neville. El can, que ya cuenta con más de 196.000 seguidores en Instagram, aparece rodeado de sus amigos peludos en casi todas sus instantáneas.

No solo es un perro cariñoso sino además es guapo, simpático, y se codea con modelos y celebrities. Puede estar muy orgulloso de tener más seguidores en redes sociales que muchas de las instagramers de moda españolas. Y, además, se preocupa por sus otros amigos que tienen menos suerte que él, corriendo la voz y recaudando fondos para The Sato Project.

Desde hace ya unos cuantos años, el diseñador colabora con The Sato Porject, a organización que se dedica a cuidar, rescatar y encontrar un nuevo hogar para los perros abandonados de Puerto Rico, para los canes que son abandonados a su suerte en un lugar tristemente conocido como Dead Dog Beach, la playa de los perros muertos.

The Sato Project es una organización que hace milagros, pues consigue un futuro para muchos de esos perros abandonados. Antes de las pasadas navidades, Marc Jacobs diseñó una camiseta especial para The Sato Project, para ayudarles a recaudar fondos. El 100% de los beneficios de las ventas eran solidarios.

Neville un perro solidario

Además, Neville sigue ayudando a dar más visibilidad a la iniciativa a través de sus redes sociales, donde cuenta con más de 196.000 seguidores, contribuyendo a que miles de personas descubrieran el proyecto y la posibilidad de adoptar a esos perros.

Neville es editor invitado en la revista Love y acaba de lanzar su primer libro editado por Rizzoli, ‘Neville Jacobs: I’m Marc’s dog’: 240 páginas en tapa dura a todo color con fotografías del perro

Y hace poco Neville fue en perrona al aeropuerto Kennedy, en Nueva York, a dar la bienvenida a un grupo de guapos canes que habían dejado atrás su vida en la calle y que venían a sus nuevos hogares en EEUU.

'The Sato Project', una organización de rescate animal