Niedziela Raluy (‘GH’) muestra la verdad que se esconde en Instagram

La ex concursante ‘Gran Hermano’, a pesar de ser gimnasta y acróbata de circo, ha querido mostrar a su seguidores que nadie es perfecto

Cuando la joven Niedziela Raluy entró en Gudalix de la Sierra para participar en ‘Gran Hermano’, muchos quedaron prendados de su indudable belleza y de su esculpido cuerpo. Y esto es tan cierto como que Niedziela entrena a diario un buen número de horas para poder dedicarse a su profesión: acróbata de circo.

Pero ¿Qué pasa cuando en redes sociales solo vemos cuerpos 10 sin ningún tipo de defecto? Pues que nos obsesionamos y nos preguntamos cómo es posible, que aún siguiendo una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio a menudo y no caer en las tentaciones de vicios insanos, no podemos tener el cuerpo que vemos en las fotos.

Esta tendencia de usar filtros por doquier y retocar las instantáneas en redes sociales, está haciendo mucho daños a las personas que tienen problemas para aceptar su cuerpo. Muchas influencers han abogado por no retocar sus publicaciones y mostrarse tal como son. Es el caso de Anabel Pantoja, una de las abanderas del ‘Body Positive’, o la actriz Inma Cuesta, quien en su día denunció la edición extrema de una de sus fotos en una campaña publicitaria.

Niedzela Raluy destapa la verdad que se esconde de Instagram

Nadie pone en duda que el cuerpo de Niedzela Raluy es puro espectáculo, pero la joven gimnasta ha querido demostrar a sus seguidores que, en mucha ocasiones, la forma de posar o de colocarte, juega un papel fundamental para dar una imagen idílica de tu cuerpo.

Pero tampoco su cuerpo está libre de imperfecciones. La joven ha querido sincerarse sobre este tema, admitiendo que ella cuando se sienta o tiene una mala postura, también también padece los infames ‘michelines’, o antiestéticos pliegues en el vientre.

Niedzela también tiene estrías y aunque no lo veamos o no sea tan perceptible, algo de piel de naranja o celulitis. Está claro que su cuerpo lo desearía tener cualquiera mujer del mundo, pero con estas fotografías la joven ha querido hacer ver que nadie es perfecto y que todos somos espectaculares, con nuestras defectos y nuestras virtudes.