Nuevas sospechas sobre la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva, Mario Biondo

Los padres del que fue marido de Raquel Sanchez Silva llevan ante el juez al forense español que le hizo la autopsia a Mario Biondo

Los que fueron en su día los suegros de Raquel Sánchez Silva, Santina y Pippo, nunca quedaron satisfechos de los resultados sobre la muerte de su hijo Mario Biondo, por lo que han reclamado justicia desde ese mismo día tan fatídico.

El forense José Abenza Rojo quien se hizo cargo y firmó el levantamiento del cadáver y después firmó la autopsia a Mario Biondi, será investigado.

Los padres del fallecido han querido llevar el caso ante el juez, por lo que el forense español que le hizo la primera autopsia al cuerpo del italiano Mario Biondo ha tenido que presentarse ante la justicia para prestar declaración sobre lo sucedido.

Las sospechas de Santina y Pippo, padres del cámara de televisión se han querellado en contra de éste por falsificar ‘supuestamente’ la firma.

El caso está bajo algunas irregularidades desde que en el 2013 encontraron muerto a Mario, ya que sus padres nunca creyeron que su hijo se quitó la vida, sino que fue obra de alguna otra persona.

Una segunda autopsia a Mario Biondi

Los Biondo, hicieron una segunda autopsia al cuerpo del fallecido, por lo que ya son 5 informes de expertos criminalistas y donde un grafólogo se ha hecho cargo de investigar la firma del forense, de quien hoy en día se querellan..

Los informes que aportan los que en su día fueron los suegros de la presentadora, tras la segunda autopsia, han demostrado que el caso tenía algunos errores, como lo que hallaron en el estómago de Mario Biondi.

Abenza afirma que no se halló nada en su interior, mientras que en la segunda autopsia aseguran que se hallaron restos de comida…Además de algunas marcas algo sospechosas y la posición del cuerpo dejan evidente que existe varias contradicciones. El forense español prestó declaración el pasado 27 de mayo y sigue manteniendo lo que firmó aquel fatídico día, hace 6 años…

Según el grafólogo que contrataron los italianos, ha verificado que las firmas no coinciden. Por lo que  la persona que firmó el acta de levantamiento de cadáver y la de la autopsia, parece ser que son de diferentes personas. Dado todo esto, la Audiencia Provincial de Madrid ha admitido a trámite la querella de los padres del fallecido.

Aún está en procedimiento una tercera autopsia y quizás alguna más por parte de la familia Biondo. La tercera autopsia se dará a conocer muy pronto…

Nuevas sospechas sobre la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva, Mario Biondo