Nuria Gago (‘Amar es para siempre’) demuestra que a su caniche le apasiona el yoga

Nuria Gago muestra a su perrita Rita haciendo yoga

Nuria Gago muestra a su perrita Rita haciendo yoga

Nuria Gago siempre se ha considerado amante de los animales. Tal es así, que la escritora, directora y actriz se define en su Instagram como ‘madre perruna’. Y es que su perrita Rita es parte indiscutible de su vida hasta el punto de compartir el protagonismo con ella. Rita lleva con su dueña más de un lustro y, tal es la conexión que hay entre ellas que hemos podido comprobar el dicho de que los perros se parecen a sus dueños.

En una de las instantáneas que Nuria compartía en redes sociales, vemos una esterilla extendida en el salón de su casa ,en lo que parece una nueva sesión de otra de las pasiones de la actriz, el yoga. Sin embargo, la protagonista de esta divertida fotografía no es la propia Nuria. El puesto se lo ha robado su perrita, que está realizando una de las complicadas asanas de su mentora Xuan Lan: el perro boca abajo.

Rita lleva en la vida de Nuria Gago y su familia desde hace casi once años, y como demuestra esta simpática imagen sigue al pie de la letra las costumbres de su dueña. De hecho, podríamos deducir que ha practicado yoga en más de una ocasión. Una actitud cuando menos peculiar teniendo en cuenta que hacer deporte con tu mascota no es tan fácil como parece.

Nuria Gago muestra a su perrita Rita haciendo yoga

Rita fue el motivo que llevó a Nuria Gago a hacerse vegana

Cuenta la actriz, que el principal motivo por el que decidió iniciar la transición hacia la vida vegana fue compartir su vida con un animal de otra especie. Rita ha sido el motivo que la ha llevado a divulgar su visión particular del activismo, que consiste en algo tan simple como compartir su experiencia personal.

En este camino la acompaña su compañera y amiga de cuatro patas y las más de ochenta mil personas que siguen su andanza en la red social de las instantáneas. Lo único que se busca en concienciar con la alimentación, la belleza, con la moda veganas; con la toma progresiva de conciencia que se convierte, inevitablemente, en toma de decisiones. El proceso suele ser doloroso, como cuando se destapan casos como el de Vivotecnia, pero Nuria asegura que la recompensa siempre llega. Nuria Gago muestra a su perrita Rita haciendo yoga