Nuria Marín revela el temor que sintió al tener que acudir a urgencias, tras el final de ‘Cazamariposas’

La presentadora tuvo que acudir a urgencias, tras localizar un bulto en su pecho el día que finalizaba el programa

El 7 de febrero de este 2020 llegaba a su fin el programa ‘Cazamariposas‘ del canal Divinity, centrado en las noticias relacionadas con los famosos y también en el día a día de los reality shows.

El programa, que arrancó su emisión el 4 de junio del 2013 se emitió durante casi siete años, y sus presentadores habituales fueron Nando Escribano -actual colaborador de ‘Espejo Público’- y Nuria Marín, presentadora sustituta de ‘Sálvame’ y de otros programas de Mediaset.

Como suele ser habitual en los programas que duran varios años, la despedida no suele ser nada fácil para presentadores y resto del equipo que han trabajando juntos tanto tiempo. Sobre todo porque es en ese instante cuando se suelen recordar muchos de los momentos y anécdotas vividos.

Sin embargo, cuando ya han pasado diez meses del final del programa, la presentadora ilerdense Nuria Marín ha querido revelar un duro episodio que le ocurrió precisamente tras el final del último programa de ‘Cazamariposas’.

Afortunadamente todo quedó en un susto

La periodista y presentadora de 39 años habló de el a través del podcast ‘Menudo cuadro’, que presentan David Insua y David Andújar. En el reveló el mal momento que pasó, cuando tras finalizar la emisión del último programa tuvo que acudir a urgencias.

Y es que la periodista ilerdense no pudo ni brindar en la despedida con sus compañeros de programa, ya que en un momento determinado se notó un bulto en el pecho y decidió ir al médico:

“Para mí fue especialmente duro, porque el día que se acababa el programa me fui a urgencias porque me había notado un bulto en el pecho. Estaba muy asustada porque no sabía lo que me iban a encontrar”. 

Tal y como la propia Nuria confesaba fueron unos días muy difíciles, hasta que una semana después le comunicaron que se encontraba bien. Afortunadamente todo había quedado en un susto. La presentadora catalana añadió que tras todo lo que sucedió, le dio rabia no poder despedirse de sus compañeros y “poder abrazarlos”.