La presentadora muy molesta con los continuos reproches de los concursantes del reality de Telecinco

Desde que dio comienzo la primera edición de ‘La casa fuerte‘, el nuevo reality de Mediaset para este verano, si huy algo que ha destacado por encima de todo son las continuas quejas de los concursantes en relación a las pruebas.

Estas llegan porque no han comprendido bien las explicaciones que les han dado para llevarlas a cabo, o por que a veces incluso se producen errores en la realización de las pruebas debido al ímpetu que muestran. Esto último ha forzado en mas de una ocasión a la repetición de la prueba.

De los tres presentadores del reañity, Jorge Javier Vázquez, Sonsoles Ónega y Núria Marin, esta última es la encargada de supervisar las pruebas. La presentadora catalana esta precisamente en el ojo del huracán desde el inicio, ante las numerosas críticas que ha recibido por su falta de autoridad ante las quejas continuas de los concursantes.

Dado que según avanza el reality el botín económico aumenta y los obstáculos son cada vez mas complicados, lograr vivir en la casa se antoja mas importante que nunca. Eso desata como era de esperar una feroz competitividad entre los concursantes.

La presentadora ilerdense se cansa y se muestra contundente

Por eso en mas de una ocasión Núria Marín se las ha visto tiesas con algunos de los concursantes, quienes le han mostrado su disconformidad con las decisiones y veredictos de la presentadora catalana.

Sin embargo ayer la periodista y ex presentadora del programa ‘Cazamariposas’ de Divinity, no aguantó mas las quejas continuas de los concursantes y terminó estallando por ello.

Ocurrió tras una prueba en la que los concursantes debían llenar unos recipientes, con la mayor cantidad de agua posible. Núria y los colaboradores en el plató del programa, coincidían en señalar que Juani y María Jesus Ruiz habían quedado por encima de Fani y Christofer.

Sin embargo estos últimos mostraron su disconformidad con el veredicto, y solicitaron una doble opinión. Finalmente la victoria por milímetros fue adjudicada a Juani y María Jesús, pero Núria quiso dejar claro su autoridad, tras comprobar como una vez mas se había cuestionado su veredicto.

La ilerdense se mostró contundente y dejo un claro mensaje: “Aquí estoy, soy la sheriff del condado. He decidido que vengan a comprobarlo porque entiendo la importancia de la prueba pero, por favor, dejad de cuestionarme todo. Estoy harta de que se me cuestione todo”.