Otro lamentable espectáculo que permite Telecinco en el plató de GH VIP7

Plató de GH Vip

Un programa lleno de insultos, sin control y poco convincente

Durante la noche de ayer se volvió a repetir, como es ya de costumbre otro espectáculo bochornoso, esta vez, entre el marido de Estela Grande, Diego Matamoros y el novio de Sofía Suescun, Kiko Jiménez, que fue expulsado de la repesca.

Tristemente, lo único que pudimos sacar en claro del programa, fueron insultos, críticas, peleas  e intentos  siempre de hacer  daño a la vida personal de la otra persona como se les antojaba. En otras ocasiones hemos presenciado también como se usan los teléfonos móviles en pleno plató para mostrar mensajitos, llamaditas y chorradas varias.

Este tipo de espectáculo se ha quedado muy lejos del simple debate entre personas racionales, que ante la posibilidad de pelearse con un amigo o un familiar, no se actúe desde el rencor y las ganas de venganza.

Plató de GH Vip

Las acusaciones entre Diego Matamoros y Kiko Jiménez

El hijo de kiko Matamoros comenzó diciéndole a Kiko Has quedado como un rastrero y un mierda, que es lo que eres”. Si valoraras un poquito a la pedazo de mujer que tienes me tratarías como debes, porque yo soy su amigo y tú un celoso empedernido”, era la respuesta de Kiko Jiménez, que se levantaba de su silla y se encaraba con Diego.

En una escalita como la que te gusta a ti de las mariposas, como persona te califico con un cero, pero como manipulador, mierda y mentiroso con un diez. Y ahora le explicas a tu mujer las pajas mentales que te hacías con mi mujer ahí dentro”, dijo Diego Matamoros haciendo referencia a una Sofía que no entendía nada. De hecho, la ex gran hermana tomó cartas en el asunto posteriormente rompiendo en directo con Kiko

Igual lo que hago es tomarme un café con tu mujer cuando salga”, continuaban discutiendo Kiko y Diego. “¡Qué machote! Machirulo, que mi mujer no sabe que eres un mierda”, le decía Matamoros. Las palabras eran cada vez más elevadas, y Jorge Javier decidió meterse en medio de ambos por si la cosa llegaba a mayores.