Para poder abrazar a su hermana, Mónica Hoyos come grillos y vómito de caballo en 'Supervivientes'

La concursante peruana se lanzó de lleno a una dura prueba para poder abrazar a su hermana Marita

Si algo ha demostrado hasta ahora la concursante peruana Mónica Hoyos en ‘Supervivientes‘, es sin duda ser una competidora y toda una superviviente. Para poder ganar esta nueva edición del popular concurso de Telecinco, Mónica ya ha demostrado que es capaz de todo.

Así lo demostró en la gala de ayer, cuando se enfrentó al reto de pasar por una dura prueba para poder ver y abrazar a su hermana Marita. Además, la estancia de la peruana en el concurso corría peligro, ya que el público había decidido salvar a Dakota y no a ella.

A la concursante peruana le colocaron delante de ella una jaula. El el interior de esa jaula había una persona con una mascara de unicornio que cubría su cabeza. Esa persona era la hermana de Mónica.

En la prueba a la que se tuvo que enfrentar la peruana para poder ver y abrazar a su hermana, debía elegir de un cuenco las tres llaves que abrirían los tres candados de la jaula.

Para poder abrazar a su hermana, Mónica Hoyos come grillos y vómito de caballo en 'Supervivientes'

Sin embargo, conseguir las tres llaves que le hacían falta no le iba a resultar tan fácil. Mónica debía comer varios alimentos que habían encima de una mesa: alitas de pollo, carne cruda, grillos, lengua, profiteroles y por último vómito de caballo.

La concursante peruana comenzó con los profiteroles, pero estos no le permitieron coger ninguna llave. Con una gran decisión y lanzada ya a por todo, se fue a por el plato de grillos. Ese plato si le permitió poder escoger cuatro llaves. Sin embargo, aún debía comer de otro plato más.

Aunque había elegido ir a por una cabeza de pescado, Mónica acabó eligiendo el plato de vómito de caballo. Finalmente y tras utilizar las llaves conseguidas para abrir los tres candados, Mónica pudo abrazar a su hermana.