Tamara Falcó da un giro en su gestión de marca de ropa y 'ficha' a su madre Isabel Preysler

La diseñadora creó su propia firma de ropa hace dos años atrás y ahora la joven ha decidido dar un cambio radical en su venta y comunicación

Para sobrellevar la complicada situación actual debido a la pandemia del coronavirus, Tamara Falcó da un giro en su gestión de marca de ropa y ‘ficha’ a su madre Isabel Preysler.

Y es que tras pasar una primavera en confinamiento y ahora un verano con la ‘incertidumbre’ de la pandemia acechando, muchos negocios hacen todo lo posible para sobrevivir y poder sobrellevar mejor este complicado momento.

Y es por ese mismo motivo ‘supuestamente’ por el que la marca de la heredera del marquesado de ‘Griñón’ con su firma ‘TFP’, está sufriendo también el duro azote de la economía actual en el mundo.

La joven diseñadora de moda no ha podido encargarse de lleno en su marca de ropa en estos difíciles meses, ya que además de la paralización total de los negocios, la ganadora de cuarta edición de MasterCherf también ha tenido que hacer frente a la triste muerte de su padre Carlos Falcó, este pasado mes de marzo y en plena cuarentena.

En vista de la dura situación que atraviesa el mundo, y tras las prioridades que se han impuesto los ciudadanos, el no gastarse casi 1.000 en vestidos (precio medio de las prendas de Tamara), ésta ha optado por aparcar de momento su labor de estar al frente de su firma ‘TFP’.

Cuando empezó su primer lanzamiento de prendas, la hija de Isabel Preysler había sacado una colección cápsula que constaba de 12 prendas, exactamente 11 vestidos y una chaqueta, cuya pieza más barata rondaba alrededor de los 180 euros y la más cara, unos 650 euros.

La protagonista de ‘Cocina al punto’, justo 24 meses después, ha lanzado su última colección con tan solo cuatro diseños, concretamente cuatro vestidos de rafia y cuyo precio más barato roza los 700 euros.

La cocinera ‘celebrity’ ha preferido no invertir más en su colección de ropa, por lo menos hasta que la complicada situación se calme, por lo que Tamara ha querido apostar por un catálogo de pocas prendas pero de alta calidad.

Y es que la hermana de Enrique Iglesias desde que empezó la pandemia por el mes de diciembre parecía intuir la que se venía encima y decidió dar un giro radical a su propuesta de comunicación en las redes sociales, puesto que cuando nació su firma, el perfil oficial de ‘Instagram’ se llenó de modelos posando con sus prendas.

Tamara Falcó y su madre Isabel Preysler modelan con la firma de la joven

Pero fue a partir de ese momento cuando la joven Falcó tuvo buen olfato y decidió ser la modelo de sus propias prendas junto con la ayuda de su madre Isabel Preysler, un intento muy inteligente para impulsar las ventas de su firma.

Para sobrevivir a la pandemia, Tamara Falcó 'ficha' a su madre Isabel Preysler para dar un giro radical a su marca de ropa