¿ Por qué el perro de la actriz Salma Hayek murió “asesinado”?

Salma Hayek perdió a su perro Mozart en el año 2016 tras se

Salma Hayek perdió a su perro Mozart en el año 2016 tras se “asesinado”

En el año 2016, la actriz mexicana Salma Hayek compartía con todos sus seguidores en Instagram la noticia de la muerte de su perro “Mozart”, al que encontró herido a causa de un disparo. El perro, de 9 años de edad, no murió de forma natural, sino que se trató de un verdadero asesinato, pues una bala en el corazón acabó con su vida.

La actriz denunció este cruel hecho ante las autoridades, asegurando que Mozart jamás atacó a nadie porque estaba adiestrada y era mansa. ¿Pero qué es lo que sucedió?. El misterio en torno a la muerte del perro de la actriz Salma Hayek, Mozart, fue resuelto. 

Parece ser que después de que Mozart se separara de un grupo de perros que acompañaban a la cuidadora de la propiedad de Hayek, Kelly Littlejohn, fue encontrado posteriormente por un hombre del condado de Thurston, Washington, a quien la policía identificó solo como el Sr. Lund.

Lund, tras ser interrogado, explicó a las autoridades que escuchó lo que parecía una pelea de perros en su garaje y le disparó a uno de ellos con una pistola de aire comprimido.  Dado que Mozart salió corriendo, Lund no se dio cuenta de que había sido alcanzado.

Una necropsia “determinó que un perdigón calibre .177 atravesó sus dos costillas y luego cortó una arteria pulmonar, lo cual provocó que Mozart sangrará internamente”, según el comunicado de prensa de la policía.

Salma Hayek perdió a su perro Mozart en el año 2016 tras se "asesinado"

Salma Hayek recurrió a las redes sociales para pedir justicia por la  muerte de su perro

La actriz decidió pedir justicia por la muerte de su perro a través de Instagram.  “No he publicado ningún mensaje durante una semana, ya que he estado de luto por la muerte de mi perro, Mozart, a quien yo personalmente saqué del vientre de su madre”, escribió entonces.

“Fue encontrado muerto en mi hacienda el viernes pasado con un disparo cerca de su corazón”. “Espero que las autoridades del estado de Washington le hagan justicia a este maravilloso perro, el cual nunca mordió o atacó a nadie en nueve años. Amaba su territorio y nunca se alejaba… fue el compañero más amoroso y leal. No merecía una muerta lenta y dolorosa. Finalizaba así Salma Hayek, a la que le costó un tiempo recuperarse de tal pérdida.

Salma Hayek perdió a su perro Mozart en el año 2016 tras se "asesinado"