¿Por qué ha aparecido Kiko Hernández en ‘Sálvame’ en silla de ruedas?

Kiko Rivera aparece en el plató de ‘Sálvame’ en silla de ruedas

Este miércoles, durante la emisión de ‘Sálvame’ la audiencia se quedaba preocupada al ver aparecer en el plató a uno de sus colaboradores sentado en una silla de ruedas. Se trata de Kiko Hernández, quien ha sufrido una fuerte lumbalgia que le impide casi moverse, algo que ya avisaba el propio colaborador en el último programa emitido.

Carlota Corredera, que al igual que el resto de colaboradores se quedaba atónita, preguntaba a David Valldeperas, el director del programa, lo que había sucedido. Al parecer, Kiko Hernández llamó al director para pedirle el día libre debido a sus molestias.

David Valldeperas, que llegó a pensar que se trataba de una estrategia de cara a la inminente Nochevieja, le pidió que acudiese a trabajar porque su presencia era necesaria para tratar diversos temas del programa de este pasado martes.

David Valldeperas pensó que era una estrategia del colaborador con vista a la Nochevieja

“Es verdad que la cara que vi me di cuenta que el chaval estaba mal. Ayer aguantó toda la tarde, estuvo estupendo como siempre y hoy ha vuelto”, reconocía el director, a la vez que comentaba que Kiko Hernández seguía encontrándose mal.

“Esto es por la artritis psoriásica que me da por la lumbalgia”, revelaba el propio colaborador. Por eso el programa decidió ponerle una silla d ruedas debido al gran dolor que sentía para poder así desplazarse.

Mila Ximénez, entre bromas, estaba más que alucinando con que además le hubieran traído a Kiko un fisioterapeuta al plató y comentaba al respecto con tono irónico: “¿Kiko tiene una lumbalgia y le traéis un fisioterapeuta? ¿Y a mí qué me vais a traer?¿Una UCI?“, decía partida de la risa.

¿Qué es la artritis psoriásica?

La artritis psoriásica es una forma de artritis  que afecta a algunas personas que tienen psoriasis, una afección que presenta manchas rojas en la piel cubiertas con escamas plateadas. Muchas de estas personas, desarrollan primero la psoriasis y luego se les diagnostica artritis psoriásica, pero los problemas articulares a veces pueden comenzar antes de que aparezcan los parches cutáneos.

Los principales signos y síntomas de la artritis psoriásica son el dolor articular, la rigidez y la hinchazón. Pueden afectar cualquier parte del cuerpo, incluido las puntas de los dedos y la columna vertebral, y pueden variar de relativamente leves a graves. Tanto en la psoriasis como en la artritis psoriásica, los brotes de la enfermedad pueden alternar con períodos de remisión.