¿Por qué Mediaset mantiene en plantilla a José Antonio Avilés tras las supuestas estafas y continuas mentiras?

A pesar de haberse demostrado que José Antonio Avilés llegó a donde esta mintiendo, Mediaset le ha seguido manteniendo en plantilla, incluso ampliando su contrato a otros programas de la cadena.

José Antonio Avilés ha fichado por otro programa de Mediaset, esta vez lo podremos ver, además de en ‘Viva la Vida’, en el plató de ‘La Casa Fuerte’, pero son muchos, por no decir la gran mayoría, lo que cuestionan la presencia del joven en televisión.

A estas alturas de la película, todos tenemos claro que Mediaset se mueve y funciona a base de polémicas y de morbo para nada subyacente. Telecinco, canal estrella y de cabecera de Mediaset, es el claro ejemplo de la televisión hecha para entretener a base de polémicas, bombas y realities varios.

No en vano, los programas dedicados a la prensa rosa y a Universo o ecosistema de personajes de su propia fábrica, ocupan buena parte de su parrilla de programación. Los realities sirven para retroalimentar esta fábrica de famosos que sólo son conocidos en Mediaset. Mientras que Sálvame ocupa toda la tarde de los días entre semana.

El fin de semana la cosa no cambia mucho, ya que durante toda la tarde se emite el programa presentado por Emma García, ‘Viva la Vida’, que viene a ser uń ’Sálvame’ con menos ‘chicha’.

José Antonio Avilés y su presencia en Mediaset

Lo curioso de todo esto, es que sus propios personajes llegan a donde están a base de mentiras y de artimañas que se antoja ilícitas. José Antonio Avilés, el joven que un buen día entró como colaborador de Viva la Vida’, aceptó concursar en ‘Supervivientes 2020’, y fue aquí donde abrieron la caja de Pandora.

Se descubría que Avilés se habría inventado una vida para poder llegar a sentarse en los platós de Mediaset. Ni es periodista ni tiene título universitario, algo que ha desconcertado e indignado a muchos a partes iguales. No solo mintió sobre sus estudios superiores, también salió a la luz los truculentos líos inventados por él, para poder conseguir una entrevista, y presuntamente estafar a algunas personas.

Éste reconocía su error en directo, más que nada porque había suficientes pruebas para que le denunciarían. Tras hacerle un juicio ante la audiencia de Mediaset, Telecinco no sólo no lo echó de su plantilla, sino que decidíó que colaborara en otro programa además  del que prestaba Emma García.

¿Por qué Mediaset aún tiene en plantilla a José Antonio Avilés aún sabiendo que podría ser un estafador?

José Antonio Avilés se estrenó como colaborador en ‘La Casa Fuerte 2′, donde tampoco parece caer demasiado bien. Y es que el carácter altivo del colaborador saca de quicio a sus jefes en plató, y a muchos en redes sociales, donde le critican hasta la saciedad.

Pero de manera sorprendente Mediaset, sigue apostando por su presencia en algunos espacios de su parrilla. Si pensamos en la filosofía y dinámica de Telecinco, cadena de cabecera de Mediaset, nos podemos dar cuenta que todo lo que lleve grabado las palabras morbo y polémicas, es bien recibido, y como no podía ser de otra manera, Avilés lo es.

Ha sido acusado por activa y pasiva e estafar a ciertas personas. Algunas de ellas incluso le han demandando, y aunque él lo niega todo, es evidente que cuando el río suena tantas veces es porque algo de agua tiene que llevar. Pero no nos toca a nosotros decidir si es culpable o no, Avilés tendrá que rendir cuentas antes un juez. En las redes sociales no cesan de hablar de por qué Avilés sigue trabajando en le televisión cuando deja en evidencia, una y otra vez, la cadena que lo ha contratado.

Cada intervención del joven cordobés suscita recelo, sobre todo cuando tiene que da una información que se supone que es exclusiva y que sólo él sabe. Emma García o Jorge Javier Vázquez no cesan de sacarle los colores debido a sus mentiras, aunque él no se da por aludido y sigue interpretando su rol de periodista de prensa rosa. Por lo que se ve, y pese a quien le pese, Mediaset seguirá tratando de meternos por los ojos a este joven al que se rifarían en cualquier consulta de Psicoterapia.