La hija de Rocío Carrasco, Rocío Flores, parece estar cansada y hastiada de su rutina en ‘Supervivientes 2020’. Un fuerte mareo, ha dejado preocupados al equipo del programa

La hija de Rocío Carrasco y de Antonio David Flores, Rocío Flores, decidía marcharse a Honduras para concursar en ‘Supervivientes 2020‘, uno de sus grandes sueños que ya se ha visto cumplido. La joven ha confesado en múltiples ocasiones que su único objetivo, además de para superarse a sí misma, era demostrar a toda la audiencia que no era la persona que reflejaba en la prensa, o en la sentencia que salió a la luz gracias a ‘Vanitatis‘.

En dicha sentencia, que condenaba a Rocío Flores por maltrato continuado a su madre, Rocío Carrasco, recogía que la joven, que por aquel entonces sólo contaba con 15 años, tenía una personalidad agresiva y conflictiva. Esto sólo refutaba algunas declaraciones del ex de Gloria Camila, Kiko Jiménez, que aseguraba que Rocío era muy agresiva y con carácter violento.

Pero la joven ha demostrado con creces que no lo es. Un concurso de supervivencia en el que todos los concursantes se encuentran en condiciones extremas, puede sacar lo peor de cada persona, y es un hecho más que contratado. la nieta de Rocío Jurado, todas las veces que ha tenido que hacer frente a una situación desfavorable, no ha mostrado ni un ápice de ser una joven agresiva o deslenguada. Todo lo contrario. En varios de sus enfrentamientos con Yiya, Rocío se venía abajo presa de ataques de nervios.

Preocupación por Rocío Flores tras sufrir un vahído en 'Supervivientes 2020'

Rocío Flores sufre un fuerte desmayo tras un bajón anímico

Quizás todo esto le haya pasado factura. El estar alejaba de su familia, de la que nunca se ha separado, además de su evidente pérdida de peso, ha llevado al límite a la joven, quien confesaba sentiste cansada, triste y con ganas de ver a los suyos: “Tengo ganas de llorar, te lo juro” le contaba a  su confidente y amigo en la isla, Albert Barranco.

Tras su charla-confesión con Barranco y haber ido a por leña, la sobrina de Gloria Camila, comenzó a sentirse mal, indispuesta, y tuvo que recostarse porque se sentía fuertemente mareada. Un claro síntoma de una bajada de tensión por falta de alimentos. Dos meses pasando hambre sin poder darse una ducha, y además en la última prueba de recompensa, su equipo no lograba tener suerte. Todo ha hecho mella en el estado físico y anímico de la joven.

Preocupación por Rocío Flores tras sufrir un vahído en 'Supervivientes 2020' Preocupación por Rocío Flores tras sufrir un vahído en 'Supervivientes 2020'