Prepara tus pies para este verano con estos simples consejos

Los pies es una de las partes de nuestro cuerpo que dejamos al descubierto cuando llega el verano. Logra uno pies sanos y perfectos para este verano de 2021

Los pies no siempre reciben la atención que le prestamos a otras zonas de nuestra anatomía, como el rostro. No les damos demasiada importancia pero juegan un valioso papel en nuestro día a día, sustentando nuestro peso corporal y llevándonos de un lado para otros sin quejarse ni rechistar.

Pese a la función que hacen, los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo a lo que a cuidados se refiere. Si en invierno los mantenemos prisioneros bajo calcetines o medias, en verano, cuando por fin podemos liberarlos, un calzado inadecuado o una sudoración excesiva hace que su situación tampoco mejore.

En nuestra sección de Bienestar y Nutrición te vamos dar unos valioso consejos, para mimar y cuidar tus pies como se merecen, para prepararlos este verano y que se conviertan en absolutos protagonistas del buen tiempo estival.

Consejos para tener unos pies sanos y prepararlos para el verano

Camina descalza siempre que puedas. Aprovecha el césped o la arena de la playa para hacerlo. Así activarás la circulación de la sangre, el pie transpirará mejor y descansarás más.

Alivia el dolor de pies poniéndolos a remojo en agua tibia con sal durante unos minutos. Si además quieres conseguir un efecto relajante añade unas gotas de lavanda.

Sécate bien los pies, es sumamente importante. Si los mantienes húmedos y luego te pones medias, calcetines o zapatos cerrados, favorecerás la aparición de hongos gracias a la humedad.

Exfóliate los pies 1 o 2 veces en semana, especialmente durante estos meses. Puedes hacerlo con piedra pómez o pasándote un raspador. Además de eliminar durezas evitarás la aparición de callos.

Date masajes a diario e hidrátalos con cosmética específica, insiste sobre todo en la zona de los talones. Son especialmente recomendables las cremas que contiene principios activos naturales, como el extracto de Rosa Canina o el Aceite de Rosa Mosqueta. Para desinfectarlos, puedes añadir aceite de árbol de té a tu crema habitual. Y si quieres conseguir un plus de hidratación, cubre los pies durante unas horas con calcetines de algodón.

• La Vitamina D resulta fundamental para que nuestro organismo absorba el calcio de forma adecuada. Los alimentos ricos en éste nutriente (aceites de pescado por ejemplo) te ayudarán a mantener los 26 huesos del pie fuertes.

• Lleva a cabo una cuidada pedicura cada 15 días durante los meses de verano para tener unas uñas bonitas.

• Evita la sobrexposición solar empleando siempre un filtro solar con alto SPF.

• Utiliza esmaltes de uñas de calidad y naturales.

Un buen calzado, clave para tener unos pies sanos

No obstante, para evitar problemas de rozaduras y lesiones, es vital elegir un calzado adecuado. Por ejemplo, los tacones, tan favorecedores, alteran la función amortiguadora del arco del pie y pueden llegar a provocar dolores de espalda y cabeza, molestias posturales y lesiones en la musculatura de las piernas.

Por su parte, si usamos zapatos de horma estrecha aparecen rozaduras, hinchazón, ampollas, callos, juanetes y durezas por falta de hidratación. Tampoco se deben usar zapatos completamente planos. Lo ideal, 2 o 3 centímetros.