Propósitos de vida para el Año Nuevo: Ponerse en forma, adelgazar o ser feliz

2020 está dando sus últimos coletazos y con el se van muchos malos momentos. Comienza un año nuevo con propósitos de vida que te llenen y que te hagan sentir mejor

Este año me cuidaré: estaré guapa, sana y en forma. ¿Quién no hace su lista de propósitos de vida para el año nuevo? Adelgazar, apuntarse al gimnasio o dormir ocho horas, son buenos propósitos que deberían poder llegar a cumplirse. Hay pequeños consejos muy prácticos que te ayudarán a alcanzar tus metas.

Cada persoon es un mundo y cada ser humano tiene inquietudes diferentes. Para uno la prioridad es perder esos kilos de más, terminar sus estudios, ponerse en forma, dejar de fumar, pero sobre todo y ante todo, el único propósito de vida que nos une es ser felices y estar a gusto con el mundo.

Te vamos a proponer varios propósitos de vida para que tú decides cuál es el que mejor se adapta a tí, a tu forma de vida, y a tus inquietudes.

Haz ejercicio a diario

Tienes que esforzarte para que, este año, tu intención de hacer deporte no se quede en eso, en mera intención. Apúntate al gimnasio que esté más cerca de tu casa o tu oficina. Los expertos recomiendan tres sesiones intensas, alternadas con días de descanso.

Despídete de la ansiedad

La ansiedad es la enfermedad más extendida del nuevo milenio. El trabajo y los quehaceres diarios nos superan y nos hacen perder los nervios. Aprende a respirar hondo y profundo. En el momento que sientas inquietud extrema, debes realizar técnicas de respiración. Limita los alimentos y bebidas que puedan potenciar una crisis.

Sustituye los resfrescos excitantes por otros sin cafeína; los tes por infusiones relajantes y el café por descafeinado. Y hazte adicta a los paseos por el campo: desestresan y te reconcilian con el organismo.

Sexy por dentro y por fuera

Muchas veces, sentirte guapa es cuestión de actitud. ¿Una idea? Escoge lencería sexy, aunque sea solo para ti. Elige la prenda interior en función de la ropa. Los que llevan aros están pensados para para vestidos y tops. Los sin aro, para aquellas que no necesitan realzar la talla. Los reductores, para disimular senos prominentes. Y los push up, para marcar escote. Irás sexy por dentro y te sentirás guapa por fuera.

Empieza a cuidarte ahora para llegar lo más guapa posible a verano

No esperes a mayo para empezar a luchar contra la celulitis. Cuando llega el verano, nos entran las prisas por tener un cuerpo 10, pero para conseguirlo hay que empezar ahora. No dejes de aplicarte la crema reafirmante en muslos, cartucheras y abdomen, la constancia es la clave para que de verdad funcionen.

Aplícala masajeando, con movimientos circulares ascendentes, comenzando por las rodillas y hasta llegar a la cintura. Y si eres de las que hacen deporte, prueba a ponerte la crema antes de tu sesión y multiplicarás los efectos de la crema. No te olvides que los ejercicios más recomendables para fortalecer la musculatura de muslos y glúteos son los abdominales y las sentadillas. Una tabla de ejercicios regulares antes de acostarte mejorará su aspecto.

Aprende a comer saludable

Somos lo que comemos. Lo tienes fácil, la dieta mediterránea es una de las más sanas que existen. Legumbres, verduras, frutas y hortalizas, proteínas (carne, pescado, huevos) cocinadas a la plancha, al horno o al vapor, lácteos sin grasa y aceite de oliva.

Activa tu capacidad de concentración

Aprende a mejorar los niveles de concentración y aumentarás la productividad. El cerebro, como cualquier otro órgano, se fatiga y necesita periodos de descanso para recuperar su buen funcionamiento.

Descansa unos 5 minutos cada media hora, haz pequeños estiramientos y relaja la vista. Y, a mediodía, sal al exterior. Tu organismo necesita oxigenarse para rendir bien.

El sexo es salud

Tener relaciones sexuales mejora nuestra piel, fortalece el cabello y las uñas. Una sesión de besos libera un chute hormonas que estimulan la producción de colágeno. Los movimientos y el contacto piel con piel elevan la temperatura de nuestro cuerpo y nos hace sudar, eliminando las toxinas y el exceso de grasa. Además se liberan endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.

Te mereces un regalo: Tiempo para ti

El ritmo de vida actual hace que estemos todo el tiempo pensando en el trabajo, los niños, los problemas familiares o con amigos… Empieza el año regalándote mimos. Un masaje, una manicura, una sesión de peluquería o, más fácil, una simple chocolatina –¡una!– pueden elevar tu ánimo hasta límites insospechados.

Y no vale pensar que son aficiones caras: puedes hacerlo con una amiga, con tu hija o sola. Escucha música, lee, camina, ve al cine, pasea, retoma tus aficiones… Es fundamental que pasemos tiempo con nosotros mismos. Todos los expertos coinciden en que es una buena forma de reforzar nuestra autoestima y la confianza personal.